No es que me sienta realmente orgulloso por este papel rosa que tengo ahora en mis manos.
Siempre la primera vez de algo, es especial. Tu primer diente, tu primer beso, tu primer brazo roto, tu primera excursión,… o tu primera multa.
Esta mañana la jungla urbana se llenaba de leones, tigres, panteras que no dejaban de rugir y tarzanes que intentaban dominarlos. Yo, un adorable conejito blanco he caido en la trampa.
Es el precio de la inexperiencia.
Mirándolo desde otra perspectiva, dejar aparcado el buga en carga y descarga porque las fieras ya tenían pilladas todas las presas tampoco es delito. La calle es de todos. APARCA TU PARTE.

Ahora soy más experto y ya no buscaré zonas azules, ni amarillas, ni blancas, ni incluso grises… directamente cerraré los ojos, sacaré las alas y llegaré volando a mi destino… y claro, luego mi madre vendrá a despertarme diciendo, Raúllllllllllllllllllllllllllllll que haces a estas horas en la cama!!!!! te has vuelto a dormir.
grem5.jpg