Primero Platón pensó que el ser humano era el alma o ánima, las ideas, que todo lo real no existía. Más tarde, los autores empiristas creían que lo que realmente existe es lo que vemos ante nuestros ojos, lo que penetra por nuestros sentidos. En definitiva, no creían en una existencia inmaterial como platón y todas las teorías anteriores, sino en una vida puramente terrenal. Es el carpe diem que provocaba fogosas e inolvidables orgías entre la población.

Pero los tiempos cambian . Ahora lo importante no son las personas, ni el alma, ni el cuerpo… nada de eso; el ser humano deja de perder toda su importancia para dejar paso a lo material, para dejar paso al dinero.

Ya sabemos todos que en estos tiempos que corren la gente no se fija en como es la persona por dentro o por fuera, sino cuánto tiene.

Ya no se lucha por las ideas, o por la belleza….. no, eso no; se lucha por una casa, por un coche, por unas vacaciones en las seichelles, en resumen, por una imagen, que tiene un precio…. y se lucha a costa de todo.

Por eso estoy totalmente seguro, y la profecía se va cumpliendo, de que este capitalismo es capaz de inmolarse luchando por su causa, de herise así mismo, por intentar ser aún más egoista. Por intentar tener más.

No es de extrañar por tanto, que un sólo teléfono movil sea capaz de paralizar y crear el caos en una ciudad tan inmensa como New York. Y es que, si tu nokia 3200 con cámara integrada se te cae en el water de un vagón de tren, para recuperarlo si hace falta se mete la mano, la pierna o se mata a unos cuantos irakies, total, ya puestos a recuperar ….