Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

REFLEXIONES ¿DÓNDE VAMOS?

De un tiempo a esta parte, nuestra sociedad se está volviendo cada vez más asfixiante, más parecida a una novela de Kafka que a un estado de derecho.

Las administraciones públicas han entrado en la dinámica de fiscalizar todo lo que hacemos y lo que no hacemos.

¿Acaso ya no somos libres?

Intentan protegernos a base del castigo. Antes se educaba a la gente, ahora se les sanciona. No se busca acabar con los problemas, se intenta sacar provecho económico de ellos. Endurecen la ley de tráfico, promulgan la ley de juicios rápidos, aumentan las sanciones económicas, se reducen las garantías de los ciudadanos y crecen los privilégios de las administraciones.
Volvemos a ser súbditos del Estado.

Mientras tanto, los políticos siguen practicando el nepotismo, malgastando fondos públicos, presumiendo sus adultérios con una desverguenza dificil de superar y entrevistándose con terroristas. ¿Quién ha firmado este contrato social? Yo no, y si así lo hubiera hecho me faltaria tiempo para rescindirlo.

Anterior

Alguna reflexión sobre el AMOR

Siguiente

Nadie para nadie

2 Comentarios

  1. «Mientras tanto, los políticos siguen practicando el nepotismo, malgastando fondos públicos, presumiendo sus adultérios con una desverguenza dificil de superar y entrevistándose con terroristas»

    Qué problema hay con esto último? No veo traba alguna en dialogar y pensar en soluciones para terminar con lo que a día de hoy resulta ser un obstáculo tanto para unos como para otros. Y si para dialogar y buscar soluciones es necesario entrevistarse con terroristas, con ancianos octogenarios o con chimpancés, no veo el por qué no debiera de hacerse.

    Salud0z

  2. tasita

    estoy con haSS…no hay nada de malo en dialogaR ,lo k pasa es k se ha perdido la costumbre el poder atrofia las mentes y los corazones

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén