Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

UNA BUFANDA A CUADROS

Yo tuve una bufanda a cuadros, estilo “Burberrys” digo estilo, porque mi sueldo de funcionaria de ayuntamiento no me permite más que comprar cosas “estilo”, lo cúal significa nunca “auténticas”, pero eah! la tenía yo en aprecio, vaya como aquél que tiene algo que parece auténtico (pero..que solo él, sabe que no lo es, jejeje) voy a contaros mi reflexión sobre esta apreciada bufanda…

Tengo una costumbre, cuando de noche voy a dormir, antes de hacerlo, suelo recapacitar sobre todo aquéllo que hago durante el día, pero hay un hecho que suelo recordar en más ocasiones, tal vez por el resultado tan curioso que tuvo al final.

Hay noches en que todavía siento en mis huésos el frío perruno que hacía en Madrid aquélla noche de Diciembre del 2001, año en que hicimos la primera o segunda kedada del canal #la_vida_es_bella, no recuerdo bien, de todas formas, el frio era el mismo.

La gente, más que andar, parecía hacer los 100 metros lisos por las aceras de la capital de la España grande y libre, aquélla hora donde los niños ya han visto los lunnies y están escuchando de boca de sus padres el último cuento de la noche hasta quedarse hechos un ovillo dentro de sus calentitas sábanas.

Estábamos esperando la llegada de algunos de los componentes del canal y uno de ellos era Moli. Llegaron, y yo, al ver su carita aterida de frio me hizo estremecer de pena maternal por supuesto y le rodeé el cuello con mi bufanda “estilo Burberrys” y nunca hasta entonces me pareció más auténtica.

¡Joder! (perdón por la expresión tan castellana…) qué frío pasé sin ella aquélla noche, pero…el saber que Moli iba calentito me consolaba bastante, desde entonces, no uso bufanda!!
Es extraño no? pero de verdad, nunca más la he necesitado…

De cuando en cuando miro hacia el cielo y me pregunto guiñando un ojo: ¿No serás Tú que todo lo haces posible?

Moli, Tiffa, os quiero, hace tiempo que no sé de vosotros, pero espero, que de cuando en cuando tengais algún recuérdo como yo lo tengo del tiempo pasado juntos, y espero que algún día podamos recuperar gestos, palabras, sonrisas…

Con todo mi afecto y cariño, (salsa)

Anterior

Nadie para nadie

Siguiente

Paciencia y Melancolía

1 Comentario

  1. Ed

    Es curioso como a veces un hecho tan simple cambia actitudes y costumbres de nuestra vida sin saber muy bien el porque.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén