Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

El perro australiano

Dingo es un pastor alemán de unos 4 años, edad, que traducida al ser humano sería de 4 x 7 = 28 primaveras. Creo que es cancer, como yo y también le gusta irse de marcha y hacer caso omiso a las normas, buscar la libertad.

Su padre, al que otro día dedicaré unas palabrillas se llama Layo, un viejo pastor alemán cuyo progenitor a su vez, perteneció a la brigada de la guardia civil en la sierra de Cazorla. Osea que Dingo, es nieto de mangas verdes. Pero rehuye a su pasado, olvida la disciplina y para él lo más importante del mundo es follar, siempre y con quien sea.

A eso de las 8 de la tarde, cada dos o tres días, Dingo levanta las orejillas y mueve con brío la cola. Está nervioso, sabe que le estamos vigilando y tiene que encontrar el momento adecuado para escapar. Muchas perras al otro lado de la verja lanzan aullidos de pasión. En un descuido, se nos ha vuelto a marchar. No pasa nada, estamos en el campo, siempre vuelve. O es que acaso alguno de vosotros no vuelve a casa después de echar un buen polvo?.

Y es que Dingo, se hizo con amor y es lo que despide por todas partes. Recuerdo cómo se engendró y concibió: mi padre había hablado con un amigo que tenía una buena perra (cordobesa) y preparó un lecho de pasión en el patio de mi casa para Layo y Luna, que así se llamaba la madre. Fue un fin de semana lleno de miradas, caricias, olisqueos y miedos porque para ambos era su primera vez y se mostraban un pelín inexpertos.

Lo más bonito para un perro debe ser su libertad. Dicen que en Australia los perros son libres y se llaman dingos. Aquí también tenemos uno.

dingo.jpg

Anterior

Tributo a la radio

Siguiente

Gold Finger

2 Comentarios

  1. Vaya, no me lo puedo creer, yo tuve un perro llamado Dingo cuando tenía 14 años. Era un cruce de pastor alemán y mastín.

    Lo encontré abandonado…

    Murió hace años, pero sigo recordando sus ojillos de “buena persona”.

  2. jio

    que cochino Layo… tienes un pastor alemán chulísimo.

Comentarios cerrados.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén