Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Testimonio impresionante

Ya dío a entender Hegel que cualquier fenómeno que ocurre en nuestro universo, queda reducido a un triángulo: tesis, antítesis y síntesis.

A veces nos ocurren acontecimientos realmente sorprendentes, curiosos, sin aparente explicación y no debemos obviarlos en vano sino que merece la pena considerarlos y llegar a un por qué. En definitiva, descifrar los vértices del triángulo.

El siguiente hecho me ocurrió la noche del 2 de marzo de 1998.

Dos o tres de la madrugada, me acababa de acostar. Como siempre, de costado, en dirección a la puerta de mi habitación, mirando hacia la mesita de noche.

Entraba ya casi en esa fase del sueño profundo en la que no distingues realidad de ficción, cuando sentí que alguien entraba en mi habitación. Entreabrí uno de mis ojos y aunque estaba todo muy oscuro, pude reconocer la silueta de mi padre.

“Que raro ” pensé, “a estas horas, ¿qué hará papá por aquí?”. Cuando abrió el cajón de mi mesita de noche comprendí entonces que debía buscar algo. Me hice el dormido.

Cual fue mi sorpresa que después de abrirlo vi como colocaba ese miembro viril que todo hombre posee, casi dentro del cajón. No me lo podía creer. Pero más aluciné aún, cuando comencé a escuchar el constante sonido de la micción recorriendo todas las entrañas de mi mesita de noche. Y así, al igual que cuando orinamos tiramos de la cisterna del water, mi padre cerró el cajón y volvió para su habitación… Estaba tan atónito que me fue imposible decirle una palabra.

Vayamos pues a la resolución del caso:

Tésis ó conocimiento de la ciencia oficial: Mi padre se había meado encima de mi DNI!!!!

Antítesis ó conocimiento de las ciencias extraoficiales: Yo no sabía que es sonámbulo y que tiene una curiosa tendencia de confundir el cuarto de baño de lugar. (Por lo visto, otra vez meó en los zapatos de tacón de mi madre y otra en una maceta).

Síntesis ó suma de Tesis y Antítesis: Después de aquel hecho, desconcertado encendí la luz de la habitación, saqué al patio la mesita de noche y la limpié como creo que nunca he limpiado otro objeto. Efectivamente dentro estaban, entre otras cosas, mi tarjeta de crédito, el DNI y el carné del club megatrix que me había regalado mi hermanillo Manuel. Tras casi una hora de limpieza, me fui a la cama sin la menor idea de lo que había podido ocurrir esa noche.

Al día siguiente, imaginad las carcajadas familiares al contar mi madrugada, mientras miraba mi carné de identidad con cierto repelús . Entonces fue cuando supe la causa y me reí un montón con mi padre. Ahora cada vez que lo veo entrar por la puerta le digo: “cheeeee, tira pa llá…”

Otro día contaré cuando se quedó dormido con un chicle trex pegado en el sobaco.

tarjeta.jpg

Anterior

Sorpresa

Siguiente

Las cinco

6 Comentarios

  1. Holap ! gracias por tu comment, nunca habia pasado por este blog y tengo que reconocer que es sencillamente genial! un buen trabajo si señor, esta muy cuidado el diseño y los contenidos, acabas de convertirte en una de mis visitas obligadas !

  2. Da las gracias a que solo meó 😛
    Por cierto, tu blog es cojonudo (y tu padre tb debe serlo, fijo que se hace el sonámbulo para mearse en todo lo que quiera jejeje :P)

  3. Jajajjajjjaja, a mi hermano una vez le tuvo q coger mi abuelo y llevarle corriendo al baño xq iba a empezar a mear justo delante de una messilla (de esas con un espejo alto y basculante) al fondo del pasillo. Al menos esta mesilla tenía forma de báter!

  4. Mabel

    Jasp! Qué barbaro! Me encantó la manera que tienes de expresar! Felicidades por lo de tu mención de Salvador de la Vega!
    Beso!

  5. Muchísimas gracias juampe, tanita, prôx y Mabel, por los comentarios. Gente como vosotra son la que me anima a exprimir zumitos de mi cerebro.

    Los que tenéis blogs, también los leo a menudo.

    Un saludo

  6. perfida

    Raul, has provocado que la ya de por si deplorable imagen que tiene mi familia de mi, empeore todos los mimebros que la componen y se hallaban en ese momento en un radio de 5metros o mas de mi, escucharon mis carcajadas frente a la pantallita XDDDDDDDDDD eres un monstruo!! 🙂 @

Comentarios cerrados.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén