Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Un Diez para la SER

Desde siempre, la humanidad ha luchado y se ha enfrentado por encontrar tesoros que han cobrado mil formas y cuya posesión otorgaba EL PODER, concebido en su sentido más amplio. La religión, el dominio territorial, el oro o los esclavos, podrían servir como ejemplo de todo lo que las diferentes culturas y civilizaciones de este planeta han ido valorando durante distintas épocas y que ha provocado importantes guerras, conflictos y enfrentamientos.

En nuestra sociedad occidental actual hay una nueva fuente de poder y valor: la información.

En el ámbito gubernamental, todos los países y organizaciones se afanan por poseer los servicios de inteligencia más avanzados (no bien avenidos en muchos casos, válgase el ejemplo español), tratando de combinar la más alta tecnología y seguridad con complejos sistemas de comunicación.

Por otra parte, las empresas son capaces de gastar miles de millones de monedas en información relevante para sus organizaciones. Muchas de ellas reciben ataques, o robos que nuevamente indican esa lucha por la posesión de ese tesoro.

Nuestra propia cultura ha generado la necesidad de estar en cada momento informados de lo que acontece a nuestro alrededor. Quizás, el exponente más claro de esto sea internet. La red de redes, el mundo desde sólo un click. Tampoco podemos olvidar los mass media como la televisión, la radio, la prensa escrita o la comunicación móvil.

Pero la información es un item que no está exento de delicadezas y peligros. Debe ser tratada con objetividad, en tiempo y forma, con claridad y solidaridad. Sin embargo, como fuente de poder la información también puede ser manipulada y con un gran riesgo.

Desgraciadamente en estos días pasados y como consecuencia del terrible atentado del 11-M en Madrid, hemos asistido a una clara muestra de cómo puede ser manipulada y alienada la información. El denigrante espectáculo, no falto de demagogia, atacó de tal forma a los españoles, que miles de ciudadanos salieron a la calle para mostrar su malestar con la gestión informativa que desde el gobierno se estaba llevando a cabo para ocultar la autoría de la masacre y que fue apoyada intensamente por diversos medios audiovisuales y escritos que no merecen ser nombrados desde esta humilde morada. La mentira no será nunca la bandera de la información.

Pero hubo un medio, que se mantuvo al margen de esta corriente, y que junto millones de españoles que con anterioridad, ya conocían la influencia del gobierno sobre distintas radios, televisiones y periódicos, realizo una intensa y loable labor informativa en busquedad de la verdad del atentado. Estoy hablando de la Cadena SER de radio. Como se ha demostrado después, sus profesionales estaban en lo cierto, pese a a que muchos nos intentaran hacer lo contrario. La gente se movilizó libremente al escuchar la verdadera dimensión del asunto.

logo_ser.GIF

Desde aquí, quiero agradecer y mostrar mi apoyo total por este trabajo a todos los profesionales de LA SER que siempre han ido con la verdad por delante y que gracias a su labor ha contribuido, junto con millones de españoles a un cambio que ya era necesario en este país.

En estos días, algunos de los medios y ciudadanos fascistas que aún existen en este país han querido alterar y descalificar el buen hacer de la SER, a través de pequeñas movilizaciones o textos que circulan por internet. Pero nada parará la verdad y como se está demostrando e influyera o no en los resultados electorales, el atentado no fue obra de la banda armada ETA como pretendía hacer saber el gobierno sino del grupo integrista islámico AL Qaeda.

Anterior

Dos recomendaciones

Siguiente

Un amigo te puede salvar

15 Comentarios

  1. yo no pondría la mano en el fuego por ningún medio de comunicación. Todos son perros del mismo dueño. No creo que la SER esté limpia de pecado en esta ocasión. Cada uno tiende a creer que las mentiras de los suyos son menos mentiras. Pero todas son mentiras.Y no lo digo yo sólo. Lo dicen Castells, Lipman, Mastermann, Chomsky, Halimi… y una larga lista de estudiosos de los medios, periodistas y sociólogos de reconocida fama y prestigio.
    En cualquier caso, da gusto leerte amigo Jasp, aunque, gracias a Dios, no siempre estamos de acuerdo.

  2. David

    Siempre es más fácil creer a la gente que dice lo que quieres oir… Pero no son distintos a los otros y por lo menos, a los que dirigen TVE los podemos elegir cada 4 años.

  3. Bueno mis escuchas preferidas son la SER y la radio 5 (Todo noticias).
    Algun dia, tambien Radio Jasp…

  4. Yo tampoco pondría la mano en el fuego, estoy con Odyseo. Quizá debiéramos escuchar todas las versiones e intentar descifrar la verdad por nosotros mismos.

    Y tengo una pregunta, se sale un poco del tema general, pero has hablado sobre ello: ¿Cuál es la razón para decir que nuestros servicios de inteligencia no son avenidos? No creo que sea un trabajo fácil y tampoco iban tan desencaminados si es verdad lo que dicen: que la noche anterior había mucha policía en Atocha.

    No podemos pretender que sean un servicio de inteligencia y además de adivinación. La CIA tampoco evitó el 11-S. ¿Conocemos algún pais que haya evitado alguna catástrofe de tal envergadura? Yo sí, el nuestro: la pasada Noche Buena desarticulando una bomba en las vías del tren e interceptando furgonetas con kilos de explosivos en Cuenca.

    Que si sabían quién y cuándo, peron no dónde, y que el Acebes luego dijese que era ETA (y yo lo creyese) ya es otra cosa…

  5. Travolta

    Para empezar diré que apenas escucho la radio, quizás Fan Fan Club (para estar al tanto de los nuevos calzoncillos que se ha comprado Bisbal), pero estoy muy de acuerdo con los comentarios de este post: ningún medio de comunicación puede considerarse limpio o sincero al 100%.

  6. Vamos a ver una cosa son los servicios de inteligencia y espionaje, (el el caso español CNI) y otra, las fuerzas de seguridad del estado, policía nacional y autonómica, guardia civil, ejercito, etc… Cuando he dicho lo de que no han sido bien avenidos me refiero a que nuestra querida TVE, en el funeral de un miembro del CNI sacó todas las caras del espionaje español en el funeral mientras decía, estos son los compañeros del fallecido. XDDDDD (Me refería sólo a eso, no a su profesionalidad que no la he cuestionado en ningún momento). Yo en este post no he hablado de la seguridad española.

  7. Entonces me disculpo. Como en el post se hablaba del atentado, entendí que decías que no eran avenidos por no evitarlo, no se me ocurrió relacionarlo con TVE…

  8. Arda

    Puf, y que lo digas, los medios han sido una vergüenza, con decirte que me he tenido que poner a leer periódicos extranjeros…¡Aunque yo también escucho la Ser! Aunque no tengo claro si por tradición familiar o por motu propio.

  9. En la red uno puede encontrarse de todo, no me inspira mucha confianza, pero mirad lo que me han pasado:

    http://iblnews.com/news/redirector1.php?id=15189

  10. No me creo nada de ese artículo. Tampoco me termino de creer que el juez supremo hay ordenado investigar las manifestaciones a los juzgados inferiores. ¿todos los españoles que nos hemos manifestado somos delincuentes?.

    Sólo digo una cosa, la emisora o fuente informativa que difunda una noticia, que sea cierta, verdadera, La ser lo ha hecho tal y como se ha demostrado. Los otros nada de nada. Todo mentiras.

    Y si alguien acusa, que lo demuestre. Y sino, que calle.

  11. jio

    bueno, aquí me dejas volver a ponerlo, no jasp?
    el urdaci, por el culo… ea!…. buff, sieske, no me canso oigo.

    sip, la información estamos en un punto que se puede convertir en desinformación.

  12. Viviendo fuera de España me enteré de lo que pasaba gracias a la SER. Procuro mirar los periódicos españoles online, especialmente Periodista Digital, y cuando quiero echarme unas risas, voy a LibertadDigital.com que es absolutamente vergonzozo.

    Y sobre TVE Internacional, que es una versión basura de la primera de television española, hace seis meses que la eliminé del dial de mi tele.

  13. No nos hemos caido de una higuera, así que no nos vamos a creer a nadie como si fuera infalible e imparcial al 100%. Tener opinión tambien es humano, y los periodistas son humanos.

    Pero hay un límite, el límite de la mentira descarada y la falta de toda ética. No es este el caso de la Cadena SER.

    El Manifiesto de Gran Via utiliza todas las acusaciones contra Urdaci, dandoles la vuelta y enviandolas hacia la Cadena SER. Un claro gesto de manipulación informativa.

    Los que somos oyentes de la Cadena SER no podemos poner en duda que es una emisora donde todas las opiniones caben. No así en otros medios, donde las tertulias tienen un solo color, atacando siempre a la izquierda (curioso ejercicio de democracia).
    En Hora 25, programa estrella de la SER por las noches, tenemos tertulianos de distinto signo político, incluido un ex-representante del PP en el consejo de RTVE.
    En la Ventana de Gemma Nierga hay una tertulia de “sabios” que junta a Herrero de Miñon con Santiago Carrillo, tertulia que sufrió el terrorismo directamente en uno de sus miembros más queridos: Ernest Lluch.
    Y a Iñaki Gabilondo no se le puede negar que es uno de los periodistas más valientes de este pais, comprometido con la verdad como nadie.

    No es la SER una emisora monocolor que responde a intereses oscuros, pero si la acusación viene de la COPE, el ABC, La Razón o El Mundo, aun tiene menos credibilidad, siendo estos medios portavoces del nacionalcatolicismo.

    El PP ha perdido con la mayoria de los medios informativos a su favor, porque los medios pierden credibilidad cuando son manipulados. Uno de los pocos medios que aún conserva la cordura es la cadena SER. Del mismo modo que se lo exigimos a Zapatero: “Cadena SER, no nos falles!”

  14. Gabi

    Es más fácil que eso. Cope=La Razón=PP. SER=Canal plaus=PSOE. Y no hay mas.

  15. Gabi, yo no creo que el Plus sea del PSOE, aunque tampoco veo tanto la tele como para juzgar…
    En fin,
    OLE por el Post JASP

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén