El fin de semana

Hola mundo!

Después de un fin de semana lleno de felicidad (con algunas incidencias), vuelvo a la rutina del trabajo diario, aunque no por mucho tiempo, porque el jueves, salgo de viaje rumbo a tierras célticas.

Y digo lleno de incidencias, porque la compañía Iberia que hasta ahora había tenido un trato y un servicio irreprochable con Wendy y conmigo, esta vez la ha cagado totalmente y tras dejar colgada a Wendy en su vuelo de Madrid a Granada tuve que hacerme el Viernes 700 kms en unas 6 horas para ir a la capital de España y recogerla porque si no tenía que quedarse a dormir allí.

Un desastre, teniendo en cuenta que desde las 5 de la tarde ya podíamos haber estado en Jaén pasándolo bien. El incidente hizo que llegáramos a las 3 de la mañana del Viernes. Y no sólo eso, sino que encima, la maleta si que la mandaron a Granada. Al día, siguiente, ya sábado, íbamos a ir a recoger el equipaje a Granada, pero oh, là, là…. habían mandado de nuevo la maleta a Madrid. Todo el sábado llamando por teléfono exigiendo que nos enviaran la maleta para nada. Porque Iberia no nos la mandó hasta ayer domingo!!!

Un caos, vamos. Tuvimos que ir a al Carrefour a comprar algo de ropa, pero aún así los planes del finde chafados. Ahora si, aquí los mendas lerendas sonriendo y siendo más felices que nunca. 🙂

Esta vez Iberia se lleva un cero patatero.

4 comentarios de “El fin de semana”

Los comentarios están cerrados.