Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

El petroleo

Finalmente, podemos respirar tranquilos, al menos de momento.

Y es que, tras las peligrosas y delicadas expectativas generadas este fin de semana ante posibles atentados, después del que se produjo en Jobar (Arabia Saudí) y que vaticinaban una escalada progresiva de los precios del crudo que encarecerían la economía mundial y frenarían su ritmo de crecimiento, no se han cumplido los peores augurios.

Así, los precios del petróleo han comenzado a cotizar hoy en los mercados europeos a unos 37,40 dólares el precio por barril Brent, frente a los 36,6 dólares que marcaba el pasado viernes.

Sin embargo, es sólo un alivio temporal pues, el hecho de que el atentado se cometiera precisamente en Arabia, el mayor productor de crudo y el país que ha defendido un incremento de la oferta para frenar la subida de los precios en los mercados internacionales es interpretado como una señal de que ha aumentado el riesgo geopolítico. Así pues no hay que bajar la alarma.

En la universidad siempre nos hablaban del petroleo, su historia, sus datos, su relevancia, pero, ¿por qué es tan importante el petroleo para las economías?, ¿Por qué la tele siempre habla tanto de él?

Pues porque hoy por hoy, es esencial. Todo el mundo necesita del petróleo. En muchos de sus derivados lo usamos cotidianamente. Proporciona fuerza, calor y luz; lubrica la maquinaria y produce alquitrán para asfaltar la superficie de las carreteras; es el combustible por excelencia y de él se fabrican una gran variedad de productos químicos.

Por tanto, siendo la fuente de energía más importante de la sociedad actual, pensar en qué pasaría si se acabara repentinamente nos lleva a la conclusión de que se trataría de una verdadera catástrofe: los aviones, los automóviles y autobuses, gran parte de los ferrocarriles, los barcos, centrales térmicas, muchas calefacciones… dejarían de funcionar. Además, las economías de los países que dependen de él entrarían en bancarrota y arrastrarían a muchos más países.

La alta dependencia que el mundo tiene del petróleo, la inestabilidad que caracteriza al mercado internacional y las fluctuaciones de los precios de este producto, han llevado a que se investiguen energías alternativas, aunque hasta ahora no se ha logrado una opción que realmente lo sustituya.

La OPEP, Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) es el organismo encargado de controlar la producción de petroleo. En concreto controla aproximadamente dos tercios de la exportación mundial, siendo los principales países, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Arabes Unidos, Gabón, Indonesia, Irak, Irán, Kwait, Libia, Nigeria, Quatar y Venezuela., Al margen de la OPEP destacan, por independiente, Reino Unido, Noruega, México, Rusia y Estados Unidos.

Para los Gobiernos de estos países, se trata de auténtico oro con el que poder jugar en la economía mundial. La volatilidad de los precios del crudo ha sido y es una característica intrínseca a la historia reciente de la comercialización de este producto y su importancia estratégica le convierte en una “moneda de cambio”y de presión política y económica de primera magnitud.

Las subidas y bajadas de los precios son producidas por diversos factores, pero los más importantes son las decisiones políticas de los países productores, los conflictos sociales o bélicos en las zonas más vinculadas a la producción de petróleo y, en ocasiones, las decisiones que puedan tomarse en determinados foros financieros mundiales.

Así que rezaremos, para que, en primer lugar, encontremos pronto una fuente de energía alternativa, que además sea renovable y no contaminante, y segundo, que mientras tanto, no suban los precios del petroleo y éste se mantenga estable. Ya veremos, como dicen los ciegos.

Anterior

La mano invisible

Siguiente

Viaje de novios

3 Comentarios

  1. Yo

    No es OPEP, ya hace un tiempo que es OPEC..

  2. Amigo “Yo”, este es un blog en habla hispana y por tanto el término OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) es correcto.

    En el caso de estar hablando en lengua inglesa, si podríamos decir OPEC (Organisation of Petroleum Exporting Countries).

    En cualquier caso, ambos términos están aceptados y son válidos. Ruego, te documentes mejor.

  3. Da bastante asco comprobar como las poblaciones d la mayoria d los grandes exportadores de petroleo viven bajo los limites d la pobreza viviendo en paises riquisimos, hablando en terminos d recursos…

Comentarios cerrados.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén