Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Kit ADSL de Telefónica

Mi tesooooooooro, es mío por fin.

ban_kitadsl.gif

Y lo que más me ha asombrado ha sido la rapidez y sencillez con la que ha llegado:

Solicité el alta de una línea de teléfono para el piso el Viernes 14. El lunes 17 a las 10 de la mañana ya estaba el técnico con el nuevo Domo de Telefónica que lleva incorporado un manos libres que funciona muy bien. Y el miércoles 19 a las tres de la tarde un mensajero me traía a casa el modem-kit. Es decir, transcurrieron 4 días desde que solicité todo hasta que me llegó, si bien por motivos de viaje no he podido instalarlo y disfrutarlo hasta hoy.

Ojalá todo funcione siempre tan bien.

Adios Arrakis, hola Timof…

Anterior

Viajes

Siguiente

Tendence Lifestyle en Franfurt

16 Comentarios

  1. Eso de Timof esta muy feo. Esta mal desprestigiar a quien da de comer a mucha gente.
    Que valor, un kit adsl usb!!

    ¿Como vai a nova lingua?

  2. Si es que nos guste o no,
    nada como Telefónica
    Y querido Ralfa… Timofónica es mala no por haber sido monopólica, sino por haber robado mucho dinero a sus clientes… peseta a peseta, mes a mes…
    Ahora no les queda otra que ponerse las pilas… y por mucha gente que alimente, desde luego bien no pagan y mucho menos son serios.
    Un saludo Jasp

  3. Felicitaciones, ya veras que descubirs la net desde tu casa, yo hace ya 3 años que la tengo y sigue siendo un caño. la radio te funcionara mucho mejor.
    cariños y alemania cuando alguna foto?

  4. Me temo que es la única compañía medio buena de este país, aunque a mi los kit usb no me gustan nada, uso linux y prefiero un router y una tarjeta de red de toda la vida 🙂

  5. Lo mejor es eso de hablar por telefono y navegaar al mismo tiempo, ahora soy como el conejito de Duracel….no paro!!!

  6. possoooooooo vuelve ya de frankfurt, que te espera tu adsl ¡¡¡ jejeje besitos wapo

  7. Suerte! no es la mejor empresa, pero en ADSL creo que es lo menos “malo” de España ;D

  8. jasp q te ha pasado?te has rayado omsss??? wueno solo decir q ya puedo entrar en tu blog como muchos otros, q no podia entrar en ninguno de bitacoras y no se por q narices no podia..pero hoy sip XD alegria pa`l cuerpo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  9. Hola Jasp, por la tarde si pude entrar en tu blog, pero luego volvi a no poder entrar. :/

    No se que pasa, ahora he tenido que usar un proxy que va lentísimo, espero funcione.

    Suerte con la ADSL, y no te bajes muchas cosas… xDD

  10. Corsaria, ¿tienes esos problemas sólo con la bitácora de Jasp o con otras alojadas en Bitacoras.com?

  11. Pues ya que estas ahora en Galicia te podias tener R que el Cable va mil veces mejor que el ADSL (otra cosa ees que llegue donde vives)

  12. Espero que tengas suerte, yo he tenido ese kit durante un año y la verdad es que ha sido siempre una gozada, porque mi ordenador iba a una velocidad supersónica. Sin embargo, y desde hace un par de meses, la conexión está empezando a fallar y me pregunto si no será que el kit, como todo, tiene una vida limitada…
    Cambié de domicilio y Telefónica me envió un nuevo kit. Por pereza no lo he instalado y he dejado el antiguo (“antiguo” es un decir, ya te digo, tiene un año); con estos problemas tal vez me anime, aunque la instalación del nuevo kit no sé por qué es un poquito más complicada que la del anterior.
    Lo dicho: Buena suerte. Ya te digo que yo he estado muy satisfecha.

  13. Hola Jose Luis. Es con el dominio bitacoras.com y todos los blogs alojados en el.

    Sospecho que tiene que ver con mi ip. Ahora estoy usando un proxy y como ves puedo entrar perfectamente y escribir.

    Un abrazo. 🙂

  14. emmm…q a mi tb me pasa al igual q corsaria y yo ni con ip puedo…solo en momentos como este de lucidez q me deja entrar, aprovecho y me zampo todos los blogs q no puedo leer de golpe! jejeje

  15. Bueno, ahora mismito si puedo entrar, a ver si se mantiene.

    Aprovecharé para zamparme todos los blogs… jejjee.

    :)))

Comentarios cerrados.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén