Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Roscón de Reyes

Después de la primera receta, ideal para la nochevieja, repasamos ahora la historia del rey de los postres navideños, el Roscón de Reyes.

rosconReyes.gif

El origen del roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar el niño, sino que parece estar en las saturnales romanas, que no eran más que fiestas dedicadas a Saturno, y no para niños precisamente, con el fin de que el pueblo en general pudieran celebrar los días más largos que empezaban con el solsticio de invierno.

Para los festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartían entre los plebeyos y esclavos.

En el siglo III, en el interior del dulce se introducía una haba seca y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo.

Felipe V importó de Francia a España esta tradición del rosco que allí se conocía como “Gateau du Roi“, para culminar las fiestas navideñas. El pastel estaba cubierto de frutas escarchadas y tenía escondido en su interior una pequeña sorpresa, a veces de gran lujo y valor.

Y a vosotros, ¿os ha tocado alguna vez algo en el roscón?

Anterior

Peter Pan cumple 100 años

Siguiente

Maremotos

1 Comentario

  1. Holaaaaaaaaaaa, soy Baltasar ¡¡ xdd que ganitas tengo de comer roscón del santos¡¡¡, y de que me toque un regalito de esos pequeños, (siempre que no sea la haba claro) xddd. Un besote ¡¡¡¡¡¡¡ y cuidao con las uvas el viernes ¡¡¡¡ que no se multipliken los 10 minutos de antes xddddd

Comentarios cerrados.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén