Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Cosas de mi Jaén

Me pasan un correo que me ha resultado, cuando menos divertido, y cierto en un 70% de lo que dice…

Se trata de un “informe” elaborado por el Doctor James Smith, de la UNESCO durante su reciente visita a Jaén y en torno a las irreguladidades encontradas en el comportamiente de los habitantes de la ciudad.

La verdad es que si. Los gienenses somos “la poya” y si no lean…

Los habitantes de la ciudad de Jaén desconocen, a pesar de tratarse de celebraciones anuales, que cuentan con dos co-patronas católicas(Virgen de la Capilla y Santa Catalina). Muchos piensan que el patrón es San Lucas (en cuya onomástica se celebra una feria).

Es destacable también que a pesar de que suele ser siempre festivo San Lucas, y se alternan (según caigan en fin de semana o no), la festividad de las copatronas, todos los años se repiten la pregunta de ‘este año toca fiesta en Santa Catalina?’, a pesar de que el festivo suele ser siempre la Virgen de la Capilla, que es una virgen exclusiva de Jaén, tras una aparición mariana, y consecuencia de que existan mujeres con el nombre de ‘Capilla’ y ‘María Capilla’, a las que ellos llaman ‘Capi’ coloquialmente.
El servicio de autobuses urbanos conserva todavía tornos en sus accesos, tal y como se estilaba en el siglo pasado. Además el 90% de las lineas de autobús pasan obligatoriamente por una calle que se llama ‘Virgen de la Capilla’ pero que ellos llaman ‘en Cubero’.

Tienen una Avenida de Andalucía y le llaman Gran Eje, y a una Glorieta dedicada a Blas Infante le llaman la Fuente del Gran Eje. En definitiva tienen cambiado todo el callejero: a la calle Bernabé Soriano le llaman La Carrera, a la Calle Dr. Civera le llaman Espartería, Pza. de la Constitución es Plaza de las Palmeras, etc.

Es destacable también la costumbre de comer sardinas en su romería (festividad de la copatrona ‘Santa Catalina de Alejandría’), como algo muy típico y, lo más curioso de esto es que no tienen mar (que se sepa) desde hace miles de años, por lo que se desconoce el origen extraño de esta tradición.
Dicen que se comen el ‘pipirrana’, que se trata de un mejunje de tomate pelado al que a veces echan atún. El visitante puede probar el plato, no tiene rana entre sus componentes, si bien en otras parte de España es común comer las ancas de esos anfibios.

En algunos pueblos comen platos tales como ‘atascaburras’ y ‘andrajos’, pero están compuestos de elementos totalmente comestibles a pesar de los extraños nombres.

Entre los propios giennenses se acusan, en ocasiones, ‘de tener la sangra blanca como los nabos’ (traducción literal, sin que haya comprendido el significado). Sería interesante realizar análisis de sangre. En caso de buscar voluntarios, advierto que suelen decir ‘analises’.

Ellos no pasan vergüenza, pasan sofoco. No tienen barriga, tienen buche. Comen aceite hasta por las mañanas y les pegan a los bebés trozos de hilo ensalibados en la frente para que no les de hipo. Entre otras muchas curiosidades en vez de miedo dicen que ‘pasan susto’ o ‘les da susto’.

No limpian las casas nada más que los sábados (dicen que ‘hacen sábado’ o ‘dan sabaneos’).
Le han puesto a una plaza el nombre de ‘Jaén por la Paz’ y a otra el de ‘Plaza de las Batallas’, sin que les resulte incoherente.

Se guían por los bares y las tiendas a la hora de describir un lugar de encuentro o de orientación. Cuando la gente de los barrios sube a la zona alta de la ciudad dicen que van a ‘Jaén’ en numerosas ocasiones.

En vez de churros desayunan tallos (no he averiguado de que tipo de planta) y en vez de mucosidad padecen, cuando se resfrían, de ‘mocosidad’, comprueba de esas variaciones dialécticas que antes hemos mencionado.

No usan mantas sino ‘paños’ y hay que tener cuidado en el trato con ellos si somos extranjeros pues suelen cagarse en ‘tu pelleja nación’.

Llevan más de diez años con la promesa de un Museo Ibero que no tiene ni la primera piedra y están tan felices.

Tienen un enorme legado patrimonial, pero en estado paupérrimo, fruto del subdesarrollo de la zona: un baño árabe en ruinas, un opidum ibérico abandonado, restos arqueológicos de gran valor en solar de las nuevas zonas de expansión, y un largo etcétera de situaciones similares. No les importa. Su expresión es ‘me suda la poya’.

Cualquier tipo de expresión soez es bienvenida con carcajadas. Un ejemplo: cuando ha faltado muy poco para algo, se expresan con un: ‘ha faltado el pellejillo de una mierda’. Disfrutan con cualquier palabra relacionado con términos genitales, heces, etc., y al ano le llaman ‘ojo del culo’, como si de un tercer ojo se tratara.

Traslado mi informe a la UNESCO para que valore la excepcionalidad de los habitantes de Jaén y se investigue, con mayor profundidad, la posibilidad de comportamientos anómalos por influencias genéticas distintas a las habituales.

Se valora como conveniente, además de los estudios genéticos, la realización de un muestreo de análisis de sangre. Por lo demás (la investigación fue de solo diez días), aparentemente tienen costumbres similares al resto de los españoles, muy emparentados con los andaluces, de cuya región forman parte, aunque a ellos les parece estar marginados y, según otros, ‘imaginados’, si bien esto último puede tratarse de una dicción errónea de la palabra ‘marginados’, por gente que no sabe pronunciar bien el español.

El dialecto jiennense es cantarían y agradable, salvo en algunas expresiones como las más habituales, donde abunda la palabra ‘poya’, con ‘y’, que no existe en el diccionario de la Real Academia Española pero así me la deletreó un 15% de los encuestados para la muestra. También se expresan mucho con la coletilla coloquial de ‘ni poyas’, que tampoco tiene un significado inteligible, ya que la RAE define la palabra como variante del verbo ‘poyar’, que es un derecho con que se pagaba en pan o en dinero, en los hornos comunes, o también al residuo formado por las gárgolas del lino, después de machacadas y separadas de la simiente.

Para ellos, sin embargo, ‘poya’ es, en principio según mis encuestas, ‘pene’, y al órgano genital femenino también le llaman ‘pepe’, sin que tenga un sentido tampoco en principio lógico. Aclarar que ninguna mujer se refiere a su órgano genital como ‘josé’, solo con el apelativo de ‘pepe’ o, incluso, ‘papo’.

Llama poderosamente la atención el que a las mujeres les suda el coño (en este caso no se expresan con las palabras ‘pepe’ y ‘papo’, al menos en este principio de investigación), y a los hombres les suda ‘la poya’, extremos estos que citan reiteradamente. En ambos casos e refieren a sus partes genitales. Descartamos estudios médicos de estos aspectos pues, en principio, creemos que se trata de una sudoración ficticia, de exageración coloquial de los significados de las frases.

Importante la investigación también de los viajes a Granada, que los más ancianos realizan, según ellos, ‘en la pava’. No descubrí a este singular animal en el horizonte jiennense. Sería interesante trasladar este extremo a representantes del National Geographic.

Se aconseja prudencia en los interrogatorios (son muy suspicaces), mapa traducido a su ‘dialecto’ de las calles, etc. Respecto a las expresiones de sudoración genital antes expresadas y a las que tanto recurren, no son síntoma de ningúna anomalía médica o climática, son posiblemente meras expresiones coloquiales de los habitantes de esa ciudad, como decíamos antes. No es preciso adoptar medidas preventivas para evitar sudoraciones excesivas en los órganos genitales de los investigadores que allí se desplacen.

Dr. James Smith.
Investigation´s Etnologic People.
Peoples and Cultures Departure.
Unesco.

Anterior

Un netbook Toshiba para los ganadores de los Premios Bitacoras.com 2008

Siguiente

Sueño con él

8 Comentarios

  1. Madre mía, se me están saltando las lágrimas de la risa x_)

  2. Nana

    Me ha encantado “Cosas de Jaén”, solamente decir una cosa, Santa Catalina es la patrona de Jaén pese a que muchos digan lo contrario y la Virgen de la Capilla solamente es la copatrona. San Lucas se celebra porque antiguamente se celebraba la feria del ganado, y era en agosto, pero por el calor la pasaron a octubre y ahora esa fiesta ya no es tanto de ganado y simplemente es una feria más. Un saludo

  3. Gracias por tu comentario Nana. A mi me encanta que los jineneses dejen aquí sus opiniones ;.)

  4. De hecho oficialmente la fería de octubre se llama “Fería en honor del condestable Lucas de Iranzo”. ¡Coño! el del hotel condestable 😀

    Lo de decir el sitio por bares en vez de por su calle es una verdad como un templo 🙂

    He echado de menos algo de piturda :p

  5. lourdes somovilla

    no soy de aqui pero pero vivo en jaen.Es verdad lo de la plaza de la constitucion, palmeras o como se llame…cuando quedo en la plaza no se cual quieren decir y me hago un taco…..jeje. pero es igual, la gente es estupenda.

  6. me parece muy bien conseguido todo es así como se describe y la sangre no todo el que es de Jaén la tiene así pero es una expresión por que parece que no nos importa nada de lo que nos hagan nadie protesta , este Jaén tan singular y tan bonito que debería ser una de las ocho joyas de nuestra Andalucía

  7. Hombre… en cierto modo es cierto, pero claro… Analicemos…
    Yo creo que TODOS, o casi todos los jiennenses saben que sus co-patronas son La Cati y La Capi… (Es decir, Santa Catalina y la Virgen de la Capilla)… Y la feria de san Lucas, tiene ese nombre en “honor” al condestable don Miguel Lucas de Iranzo… Feria que tiene su origen, como casi todas las ferias andaluzas, en las antiguas ferias de ganado, donde se trataba y comerciaba con animales, y productos de huertas diversas (cabe mencioinar que las habas de Jaén, son de las más exquisitas que se pueden encontrar, por ejemplo)
    Los autobuses… ya tienen acceso a minusválidos, ojo… y tambien los hay “dobles”, como yo los llamo. Si alguno hay más anticuado, es porque el señor Castillo, propietario en exclusiva (por desgracia) del servicio de autobuses, no quiere gastarse los cuaratos en renovar flota…
    Sobre el nombre de avenidas, y como los llamamos… No es que las hayamos rebautizado. Es que fue el primer nombre que tuvieron dichas avenidas, glorietas, etc… y es como comúnmente se conocen… De hecho, yo vivo muy cerca de la plaza de la igualdad (antigua Plaza José Solis), pero todo el mundo la conoce por la plaza del barrio “la guita”.
    Sobre comer sardinas en Santa Catalina, tiene una explicación… la festividad de esta patrona, es cuando comienzan los primeros albores del frío… Y antaño, no exisitian los medios que hoy hay para transportar el pescado, es pues, lógico pensar, que en esa época se pudiese trasladar con más facilidad y seguridad de que se estropeara lo menos posible, el pescado al interior. Y quiza la sardina, sea de la que más aguanta, o de la primera en pesscarse… Es lógico, si lo pensamos un poquito, no?
    Que la pipirrana no tiene ranas?… O RRANAS? También en otra provincia, creo recordas que Albacete, no recuerdo en que pueblo, existe un plato con este nombre, y que lleva CONEJO (hostia, si las incongruencias gastronómicas no son solo de Jaén) Por cierto, y desde aqui, invito a todo el mundo a que la pruebe… Se deleitará, aunque como dice el tipo este, sea una pipi-sin rana… 8tampoco lleva pipí, eh?) Por otra parte, en el pais vasco existe el MARMITAKO… TAKO: Palabrota… palabra mal sonante… o sea, que mientras se come ese plato hay que estar diciendo adjetivos como “cabrón, hijo de puta, me cago en tu puta madre, etc…”?
    Lo de la sangre blanca o no, se refiere, imagino a tener la sangre más espesa o menos espesa… Pero la verdad, no lo se.
    Tomar aceite hasta por las mañanas… JODER, SI ES QUE UNA TOSTADA, CON ACEITE ESTA RIQUISIMA… Y MUCHO MAS SANA QUE CON MARGARINA O MANTEQUILLA. Y sobre todo, si ya le agregas tomate rallado, y jamón y queso picadito… UN ORGASMO PARA EL PALADAR…
    POYAS… Era una pieza de pan que antaño, hacía el entonces famoso “Hornero de los caños”, y cuando se acababan, el mismo decia no me quedan “ni poyas”. La similitud a la hora de decirlo, con la palabra polla (hembra del pollo, si pero que a nivel nacional, se refiere al pene), hace que nazca la confusión… Por cierto, me suda la polla, o me suda el coño, es una forma de decir “ME DA IGUAL”
    El ojo el culo, quiza no porque sea un ojo para ver, sino por el que pasa el excremento, lo mismo que un botón pasa por un ojal (palabra que tambien viene de “ojo”)
    En cuanto al museo de arte ibero… ya esta en construcción… Y ya se sabe… Las cosas de palacio van despacio
    No porque en Jaén nos “sude la polla” este tipo de cosas, sino porque Jaén es la provincia más maltratada de toda Andalucia…, si no de todo el territorio español, y tanto la JUNTA DE ANDALUCIA, como el GOBIERNO CENTRAL, se despreocupan de muchos aspectos convenientes para esta ciudad…, y si añadimos una alcaldía que solo se preocupa de mirarse el ombligo, pues añadamos más… Los giennenses, o jienneneses, no es que nos de igual todo. Sencillamente, desde siempre, hemos sido tratados como meros trabajadores de la oliva… y a veces,no vemos más que lo que tenemos delante… O eso era antes, porque, poco a poco, la sociedad de Jaén va cambiando en sus conceptos y su forma de pensar y actuar.
    SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén