Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Uno del 233

Soy uno de los 233 afortunados a los que 233grados ha regalado una participación del 233 para la lotería de navidad. Si, ya sé que son muchos doscientostreintaytres juntos, pero es un número con suerte. Al menos la que ha demostrado tener 233grados.com, ganando el Premio al Mejor Blog Periodístico en los Premios Bitacoras.com y el de Mejor Weblog en Castellano en los Premios BOBs.

233grados es el blog que desde hace unos meses ha puesto en funcionamiento Dixired, el medio digital que está montando parte del antiguo equipo de de elpais.com y que apuesta por una nueva forma de periodismo desde la Red. Por eso dicen que 233 grados es también la temperatura a la que arde el papel… y 233 son los saltos que voy a dar yo si sale el número en el sorteo de navidad, que ya sabéis que me gusta.

Anterior

Explicando Bitacoras.com

Siguiente

Penalty claro

  1. Y yo llevo otro euro de ese numerillo, así que espero que los niños perdidos nos traigan suerte… y que los de la redacción de 233 no se echen atrás y se escapen a Cancún con el premio 🙂

  2. josemaria ya verás como nos la traen 🙂

  3. Me comprometo públicamente a no escaparme a Cancún 🙂

  4. Yo también tengo ya mi participación. La verdad es que sería muy chulo que tocase, habría que organizar una fiesta en ese caso 😀

  5. Vanesa lo sé. Te tengo fichada :p

  6. Brunetto

    Hola Jasp! quería hacerte una pregunta. Como haces para alojar tu blog en Bitacoras utilizando WordPress? yo me volví loco buscando como pero no encontré, quizá podrías hacer un post acerca del tema por que un par de amigos andan buscando hosting y les hable bien de Bitacoras, he visto un par de blogs que utilizan diversos CMS como WP y Movable type.
    Saludos.

  7. Brunetto estamos trabajando para mejorar nuestro sistema de alojamiento y pronto tendremos una novedad muy interesante para todos nuestros usuarios.

  8. Brunetto

    Ok, gracias por tu rápida respuesta!

  9. Jamás me escaparía a Cancún. Como mucho, me escondería en una escollera de La Caleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén