Lástima que no nos dejaran tuitear, bloguear ni tomar fotografías por razones lógicas de seguridad, pero el encuentro que ayer mantuvimos en la sede la OTAN en Bruselas con diversos representantes y altos mandos de la organización fue toda una experiencia. He realizado una pequeña crónica para ABC que podéis leer aquí:

Qué una institución con la historia y dimensión de la OTAN invite a un grupo de blogueros a visitar su sede en Bruselas, para informarles de primera mano y conocer su opinión sobre las diferentes actuaciones que está desarrollando y quiere desarrollar en la red, dice mucho del interés que despierta Internet y sus diferentes actores en la sociedad actual.

Entre los blogueros y profesionales del sector que acudimos a la cita, Joaquín Mallo, Ismael El-Qudsi, Eduardo Arcos, Juan Figerola, Jacobo Ponte y quién escribe, Raúl Ordóñez. Todos fuimos invitados por José María López-Navarro, alto diplomático y oficial de enlace de España para la OTAN, quién se mostró muy cercano e interesado en conocer nuestra opinión acerca de las principales líneas estratégicas que están llevando a cabo dentro y fuera del mundo digital.

Entre los temas que se abordaron en la intensa agenda del día, no podía faltar un análisis de la delicada situación que se vive en Afganistán, probablemente la operación más importante en toda la historia de la OTAN, de la que James Thomas Snyder, Oficial de Información para Estados Unidos, nos aportó diferentes datos como los intermitentes ataques que sufren las tropas en el sur y este del país de manos del ejército talibán.

En la sesión de tarde especialmente interesante fue la mesa redonda que mantuvimos con Chris Scheurweght, responsable de tecnologías de comunicación de la OTAN, quien nos explicó la actividad de la institución en la red a través de la web oficial y los diferentes medios sociales como Twitter o Facebook, en los que su secretario general, Anders Fogh Rasmussen, mantiene una presencia destacada.

La jornada terminó con un briefing de Heather Young, coordinadora de marketing y distribución de Nato Channel, el innovador canal de televisión que la OTAN puso en marcha hace unos años para generar y distribuir información, inmediata e in situ, desde los diferentes lugares del planeta en conflicto.

Como se suele decir en el argot militar, ya hemos roto filas y en el avión de vuelta a casa tenemos la sensación de haber sido partícipes de La Conversación, en mayúsculas, que día a día y gracias a Internet, nos permite comunicarnos como nunca antes habíamos imaginado contribuyendo a transformar la sociedad.