Para comenzar el último fin de semana de agosto os dejo con uno de esos vídeos que uno puede ver una y otra vez porque transmiten un buen rollo tremendo. Disfrutadlo (antes de que lo eliminen de YouTube).

Vía | Pixel y Dixel