Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Mucho tiempo libre y un camarón de la isla

Uno piensa que es muy geek, hasta que ve que hay muchos que lo superan. Como Tom Guilmette, un paisano de Estados Unidos que dedicó sus horas de sueño (o de otra actividad), a grabar este vídeo durante una noche en un hotel de Las Vegas.

El extraordinario efecto slow motion es obra y gracia del aparato utilizado: una Phantom Flex en HD y a 2.564 fotogramas por segundo.

Anterior

Discurso de Alex de la Iglesia en los Goya 2011: para enmarcar en la historia del cine y de Internet en nuestro país

Siguiente

La gallega del año

1 Comentario

  1. La mujer sonriente

    Visualmente es la repera. Ahora bien… ¿nadie se ha cuestionado lo freaky que tiene que ser el tio que decide quedarse “encerrado” una noche en las Vegas? ¡¡¡¡Las Vegas!!!! 😉

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén