148 moteros con pinta “macarra” sentados en la sala de un cine, una pareja “inocente” y solo dos asientos libres. Estos son los ingredientes de una original campaña de Carlsberg con un final tan divertido como inesperado…

Ya se sabe, después de un mal trago… viene uno bueno 😉

carlsbergNo es la primera vez que Carlsberg sorprende en Internet a través de un vídeo.

Hace unos meses, por ejemplo, trataba de reescribir la historia de alpinismo con un delicioso spot en el que podíamos saber por qué merecía la pena subir a la cima del Everest…

¿Y vosotros, qué habríais hecho si os encontráis en una situación como esta?… ¿habríais entrado a la sala?

Más info | Facebook de Carlsberg