A través de mi buena amiga Rosa, me entero del estreno de “Percebeiros“, un corto de David Beriain, preseleccionado para los Goya y que recomiendo ver, sobre todo a mi gente de Galicia.

Ruge el viento. El mar golpea los acantilados. Dos metros de roca, ésa es la franja de agua y oxígeno en la que crece el percebe. Dos metros donde el mar se ensaña, donde bate con fuerza milenaria.

Una frontera de olas y espuma en la que Serxo y sus compañeros luchan por un bocado de mar. Una frontera de valor y miedo. De temeridad y sentido común. Dos metros sin margen de error.

Ahí vive el percebe. Ahí vive Serxo. Percebeiros es la batalla contra el mar de unos guerreros que no se consideran héroes.

A partir de ahora, y cada vez que os llevéis un manjar de estos a la boca, recordad que detrás hubo alguien que arriesgó su vida para conseguirlo.