De todos es conocida la caótica circulación que sufren muchos países orientales. Ya vimos como en India hay que jugarse la vida para atravesar una calle. En otros lugares como Vietnam, la jungla urbana resulta hasta bonita.

Si no, vean este precioso corto que muestra la actividad diaria en Ho Chi Min (Saigón), la ciudad en la que el tráfico se convierte en arte. Puro movimiento.