Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

La educación del futuro

El desaparecido Steve Jobs insistía en que gracias a sus productos el mundo pasaría a ser un lugar mejor. Nadie a día de hoy lo niega.

Gran parte de sus invenciones contribuyeron a cambiar nuestra vida tal y como la conocíamos hasta entonces. Con el Mac revolucionó el mundo de la informática; con el iPod y iTunes, la industria músical; con el iPhone y las apps, la telefonía y las comunicaciones móviles; con el iPad la industria editorial… Es una pena que nos abandonara tan pronto. El cáncer que arrastraba desde hacía años no dio más tregua y se lo llevó el pasado mes de octubre.

Pero el propio Jobs se encargo de que sus ideas y legado no se olvidaran durante mucho tiempo, sobre todo porque en su mente aún tenía previsto “atacar” a otros sectores e industrias. Entre ellos, la educación, de la que Jobs pensaba que había quedado obsoleta y anclada en un modelo totalmente desfasado. Para este ámbito Jobs también tenía preparada una pequeña revolución que ha empezado a “cocinarse”, como siempre, en las tradicionales presentaciones que Apple realiza periódicamente ante seguidores y medios de comunicación.

En esta ocasión la semana pasada dieron a conocer su nueva herramienta, iBooks 2, que permitirá convertir al iPad en un instrumento educativo más en las escuelas de todo el mundo y facilitar a cualquier editor publicar sus libros en la AppStore a través de iBooks Author. Vean el vídeo más arriba para entenderlo perfectamente.

Así serán los nuevos libros del siglo XXI: con imágenes, vídeos, gráficos o 3D. La interactividad se convierte en su elemento principal, permitiendo mayor facilidad para subrayar, memorizar textos gracias a las nuevas tarjetas de estudio, colocar post-it virtuales, buscar definiciones sin abandonar la página que se está leyendo o estudiar con imágenes en tres dimensiones. Casi ná.

Por su parte cualquier persona puede crear un libro digital con un sencillo software de edición (iBooks Author, que ya puede descargarse gratuitamente desde la tienda Mac App Store) y publicarlo para que sea descargado en todo el mundo. ¿Imagináis lo que significa esto para la cultura?

¿Lo próximo a revolucionar?… ¿¿La televisión??

Anterior

Curar con cariño: David y Dune

Siguiente

Aquella final histórica entre Rafa Nadal y Roger Federer

3 Comentarios

  1. Anonymous

    ¿Has leído ya que los libros publicados con esa herramienta SOLO pueden ser distribuidos por Apple? Si publicas un libro con ella… Apple pasa a ser propietaria de sus derechos de distribución, y para extenderla deberías llegar a un acuerdo económico con ellos.
    Por cosas así existimos muchos “ateos” de la gran manzana… porque hacen las cosas bien, pero podrían hacerlas mejor, no buscan el progreso mundial, buscan sacar dinero hasta de debajo de las piedras.
    Un saludo

  2. Hola señor anónimo. Me alegra tu comentario porque enriquece el post.

    Efectivamente ese uno de los aspectos más controvertidos de la herramienta, aunque no debería sorprender a nadie conociendo la filosofía de Apple por lanzar siempre sistemas cerrados y basados en su propia plataforma. A mi tampoco me gusta pero es lo que hay.

    Eso sí, me quedo con dos reflexiones:

    1. La herramienta ofrece una solución bastante sólida para la publicación y difusión masiva de libros, y por ende cultura, con todas las consecuencias positivas que ello acarrea.

    2. Al margen de su afán oneroso (está en su derecho que para eso es una empresa) Apple siempre ha conseguido innovar con la mayoría de sus productos y enseñar el camino al resto, que simplemente se ha dedicado a copiar. No restemos valor a eso, porque centrarnos únicamente en el caracter cerrado y oneroso de la compañía sería una visión muy simplista e injusta de la realidad.

  3. ARGENTINA MATEO

    Es genial ver algo como eso,estoy maravillada.Es un gran aporte a la educación y al mundo .

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén