Igual que hemos hecho en otras grandes gestas del deporte español, marcamos el 1 de julio de 2012 en el calendario de esta bitácora personal (y del corazón de muchos) como una fecha para recordar siempre.

Un día en el que un grupo de grandes futbolistas, pero sobre todo, de grandes seres humanos nos enseñaron que con trabajo, esfuerzo y humildad se pueden alcanzar todos los sueños. Gracias España por estos buenos momentos.