Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

La muerte de Google Reader y sus posibles consecuencias

google-reader

En un movimiento completamente inesperado Google acaba de anunciar el cierre de uno de los servicios más emblemáticos y útiles de la web social: Google Reader.

Para los que no lo conozcan, diré que se trata un lector de noticias (RSS y atom) que permite organizar y acceder rápidamente desde una única interfaz web a todas las nuevas actualizaciones de las páginas a las que nos suscribamos. Es decir, un servicio que nos permite leer cómodamente y desde un mismo lugar, artículos y novedades los blogs y webs que nos interesan, sin necesidad de visitar estas páginas una a una y con el consecuente ahorro de tiempo y recursos. Tu nos buscas la información, sino que la información te busca a ti.

Es por ello que la tecnología RSS, y por ende, los lectores de noticias como Google Reader, contribuyen enormemente al crecimiento de la sociedad de la información, al facilitar la distribución y consumo masivo de contenidos en tiempo real.

A esto hay que añadir, que para los bloggers especialmente, y para los que nos dedicamos a este mundillo de las redes, Google Reader se ha convertido en una herramienta de trabajo indispensable. Por tanto, que el gigante de Internet haya decidido cerrarlo, es una muy mala noticia y un gran desprecio para todos los usuarios.

Las razón oficial que argumenta la compañía, y que algunos justifican, es que se trata de un servicio en desuso, que además no cuenta con un modelo de negocio sostenible.

Personalmente soy de los que opinan que Google tiene dinero de sobra, y de hecho mantiene en su abanico, otros servicios mucho menos usados y, por qué no decirlo, también más inútiles. Creo sinceramente que la razón se debe más bien a un empecinamiento por potenciar y revitalizar Google+, la maltrecha red social lanzada hace ya bastantes meses para “competir” con Facebook y Twitter, y que no termina de despegar y convencer al gran público a pesar de los sucesivos intentos de Google.

Hace tiempo que Google decidió dejar de aplicar su famosa filosofía don’t be evil, algo que no debería sorprendernos ya que al fin y al cabo es una empresa. Pero lo que más inquieta de todo este asunto es, como alguien, que apostó desde el primer momento por la tecnología RSS y que compró la mayor plataforma de blogs del mundo, muchos de los cuales además, sirven de soporte para adsense (su principal fuente de ingresos), realiza este giro tan inesperado. ¿Qué opináis vosotros?

Anterior

ViaMilano, un ejemplo de cómo hacer más llevaderas las estancias en el aeropuerto

Siguiente

Histórico Rafael Nadal

1 Comentario

  1. La muerte de Google Reader y sus posibles consecuencias http://t.co/6dbKDyviUy

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén