Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Laura

___

Después del emocionante, intenso, y reglamentario camino de los nueves meses, hace exactamente una semana, nacía nuestra hija Laura.

Puede sonar a tópico, pero resulta difícil describir la inmensa felicidad que sentimos al tenerla en nuestros brazos y ver cómo nos miraba con esos ojitos preciosos y nos agarraba con sus manitas.

Aunque no vamos a negar que la experiencia del parto nos asustaba un poco, una vez metidos de lleno, pronto nos dimos cuenta de que todo iba a ir bien. Wendy estaba fuerte y se portó como una campeona; también ayudó muchísimo el estupendo equipo técnico y humano del Hospital de Lugo, que nos trató con enorme cariño y profesionalidad. Para que luego nos quejemos de la sanidad pública. Laura pesó 2.750 gramos y nació a las 21.50 horas del domingo 8 de septiembre.

Ahora comienza una nueva etapa en nuestras vidas, en la que dejamos de ser hijos, para pasar a ser padres. Una nueva habitante en Nunca Jamás, que viene cargada de amor y con la que a partir de ahora viviremos grandes momentos.

Gracias a todos los que os habéis interesado. Un besito fuerte de los tres.

Anterior

Reglas del fútbol callejero

Siguiente

Breaking Bad como caso de éxito en los negocios

4 Comentarios

  1. Manuel Cernuda

    El reflejo de los ojos espectacularmente logrado

    Un abrazo niños!!

  2. Alex

    Enhorabuena, felicidades!

  3. acia

    El mejor post nunca leido en este blog. Me alegro mucho para ti y Wendy! Bienvenida a Laura!

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén