Volver a leer las 2.738 entradas o los 14.501 comentarios que han ido construyendo este blog durante los últimos 10 años es todo un ejercicio de antropología digital y un buen trago de nostalgia para los que hemos vivido este mundillo desde sus inicios.

En ese repaso del archivo me doy cuenta de que al igual que una persona cambia con el tiempo su aspecto físico y personalidad, también lo ha hecho el blog, tanto en diseño como en contenidos, pero siempre manteniendo la esencia.

Porque por encima de todo he procurado que fuese un cuaderno de bitácora de los de antes; un diario electrónico en su sentido más puro que radiografía mi vida personal y profesional y que se ha convertido en el centro neurálgico de mi actividad en la red.

Con estas premisa, hoy más que nunca quiero reivindicar el formato blog como una de las herramientas más valiosas en la historia de la comunicación humana, que lejos de estar en decadencia como muchos vaticinaban, vive una segunda época dorada es, sin duda alguna, el germen y motor de la web social actual.

Por eso, la mejor forma que se me ocurre para celebrar este décimo aniversario, es compartir con vosotros 10 razones por las cuales creo que merece la pena tener un blog:

1. Porque conoces a mucha gente

A medida que tu blog crece, vas recibiendo comentarios, enlaces y correos de gente muy afín a ti; personas con las que probablemente compartes muchos conocimientos, puntos de vista e intereses y que comenzarán a formar parte de tu “yo digital” y que quizá con el tiempo, puedas desvirtualizar, comenzar una bonita amistad u oportunidad profesional…

2. Porque te ayuda a estar cerca de las personas que tienes lejos

Cuando por diversos motivos, uno se encuentra lejos de sus amigos o familia, el blog se convierte en un telediario digital a través del cual puedes informarles sobre muchos aspectos de tu vida.

3. Porque te ayuda a ser responsable

Un blog exige cierta responsabilidad, actualizarlo a menudo y tener en cuenta las opiniones de tus lectores; hay que escucharles, responderles, actualizar las anotaciones y sobre todo no abandonarlo. Un blog exige sacrificio y cuanto más nos esforcemos con él, más satisfacciones nos dará.

4. Porque te ayuda a ser humilde

Porque hay que enlazar mucho y bien. Los enlaces son probablemente la parte más importante de un blog y gracias a ellos el medio ha tenido tanto éxito. Enlazar mucho y bien implica que nadie nace sabiéndolo todo en Internet. Es bueno que devuelvas a la red todo lo que diariamente te da. Creo que esta debe ser la regla fundamental para cualquier blogger. Enlazar es como operar para un cirujano o explicar para un profesor. Básico. Es la fotosíntesis de la blogosfera.

5. Porque te ayuda a definir tu propio estilo

Aunque no tengas un blog personal, a la gente le gusta saber que detrás de las líneas que lee hay una persona, con sentimientos, con problemas, en definitiva con una vida como cualquier otra. Es importante dotar a un blog de editorial propia, de opinión y análisis. Siempre he dicho que hay dos tipos de bloggers; los que se dedican a reproducir sin más lo que ven y oyen por Internet y los que realmente producen, generan valor añadido, aportan algo. Los primeros son el eco, los segundos la voz. Conseguir tener voz propia con su bitácora debe ser el objetivo de cualquier blogger.

6. Porque si te lo montas bien, se puede vivir de esto

La blogosfera, como los buenos vinos, ha madurado y mejorado con los años. Esta madurez se traduce en una amplia variedad de servicios y herramientas de publicación, así como la aparición de diferentes redes profesionales con todo tipo de blogs de nicho que alcanzan audiencias considerable. Aunque no se puede hablar de un fenómeno consolidado, cada vez son más los casos de bloggers ligados profesionalmente a diferentes publicaciones, personales o profesionales, que consiguen unos ingresos respetables.

7. Porque te ayuda a saber controlar a la gente que quiere hacerte daño

Fallarle a su comunidad y esto implica algunas acciones como por ejemplo, eliminar un comentario por el mero hecho de que no sea de su agrado, no contestar a preguntas, consultas o sugerencias de sus lectores o caer en la trampa de seguirle el juego a un troll… recuerden, sin trolls no hay paraíso.

8. Porque puede ayudarte en tu negocio

Los blogs se han convertido en el centro neurálgico de la actividad digital de muchas empresas y organizaciones. Gracias a ellos pueden promocionar sus productos y servicios con el consiguiente aumento de las ventas. Pero no solo eso, también ayudan a generar branding, humanizando la marca y fomentando la fidelidad de nuestros clientes. Los blogs además ayudan a mejorar el posicionamiento en la red y llegado el caso pueden convertirse en el mejor estudio de mercado que podamos contratar.

9. Porque puede ayudarte a buscar trabajo

Visibilidad, proactividad y reputación. Esos son los tres elementos clave en la búsqueda activa de trabajo a través de la red y los tres los ofrece un blog.

10. Porque un blog puede convertirse en la biblioteca de toda tu vida real y digital

Para los que defendemos a capa y espada los blogs personales, es una alegría poder revisar nuestro archivo y recordar de primera mano muchas experiencias vividas en los últimos años.

Y como bonus extra, los próximos días iré recuperando y compartiendo en redes algunos viejos posts que tienen un significado especial para mi.

Muchísimas gracias a todos los que seguís por aquí después de tanto tiempo. Espero seguir mi parte del contrato por muchos años más 😉