Si tu primera impresión cuando te llega un Whatsapp inquietante o lees una noticia por Internet es “no puede ser verdad“, haz caso a tu intuición y antes de reenviarlo, o compartirlo como un cosaco por correo o en tu muro de Facebook, hazle un favor a la humanidad: busca esa cosa en Google junto a la palabra “hoax“… y sorpréndete 😉

Enlace recomendado | Llamamiento a la responsabilidad digital