Estoy seguro de que el vídeo que veis sobre estas líneas le va a gustar mucho a mis compis de Escuela Bitácoras y en especial a Juan García.

Más allá de los deliciosos y rítmicos movimientos de su protagonista, la pieza aborda de forma muy directa la esencia más pura que ofrece Internet. Algo que siempre ha estado ahí y que ahora que medio planeta vive online, se convierte en una realidad imparable.

De un lado, personas que buscan formarse e informarse; del otro, personas que desbordan talento y conocimiento. Y en medio, la Red.

De esta forma, cuando aprendices y expertos confluyen digitalmente se produce ese maravilloso fenómeno que podríamos bautizar como #Webucación y que va a revolucionar ya está revolucionando la pedagogía en todos los niveles.

Por cierto, descubrí el vídeo a través de un gran amigo y dubstep dancer: Mr. Moli.