Por motivos familiares siempre he mantenido una especial relación con el mundo de la hostelería y la restauración. Mi padre, ahora ya jubilado, dedicó toda su vida a este sector, regentando primero un negocio propio y desarrollando después una prolífica carrera profesional en el Parador de Jaén. Mi hermano Manuel sigue ahora sus pasos y desde hace aproximadamente diez años trabaja también entre cartas y fogones.

Quizá por eso valoro especialmente a las personas que deciden destinar su futuro profesional a este ámbito y, con esta premisa, asistí el jueves pasado a la jornada “Formados e Profesionais” que tuvo lugar en el IES San Xillao de Lugo.

La iniciativa está impulsada por la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación universitaria de la Xunta de Galicia, quien tuvo a bien invitarme, junto a otros periodistas y blogueros, para que pudiésemos conocer de primera mano el valioso trabajo que se está realizando en las ocho escuelas públicas de hostelería que hay repartidas por toda la comunidad, siendo la de Lugo una de las más reputadas.

Algunos de los alumnos del IES Sanxillao preparando un delicioso desayuno

Tras una pequeña visita por las instalaciones, degustamos un sabroso almuerzo elaborado y servido por los propios alumnos, mientras los responsables nos explicaban algunos datos básicos de este centro que no solo imparte formación profesional sino también enseñanza secundaria y que cuenta con una alta tasa de matriculación en la mayoría de sus titulaciones. En concreto, la oferta formativa en materia de Formación Profesional que ofrece el IES Sanxillao de Lugo es la siguiente:

  • Ciclo Básico de Cocina y Restauración
  • Ciclo Medio de Cocina y Gastronomía
  • Ciclo Medio de Servicios en Restauración
  • Ciclo Superior de Dirección de Servicios
  • Ciclo Superior de Dirección de Cocina

En este dossier (pdf) se puede acceder a los contenidos específicos de cada ciclo, siendo posible una matricula parcial por módulos con el objetivo de permitir a cualquier alumno diseñar su propio itinerario formativo en función de su actividad laboral, cargas familiares u otras necesidades.

Así mismo nos comentaron que el objetivo en esta jornada era participar en varias de las clases que de forma ordinaria se iban a desarrollar para sentir, de forma muy cercana, como es el día a día en una escuela pública de hostelería y conocer algunas muestras del trabajo desarrollado por los alumnos.

La primera de ellas, fue una master class de coctelería en la que alumnos de 2º curso de Ciclo Medio elaboraron en directo diferentes y originales propuestas bajo la atenta mirada de su profesor. En este caso, pudimos comprobar no solo el manejo de los diferentes útiles, sino también la técnica que se requiere en una disciplina como esta.

Mientras trabajaban, los alumnos iban explicando la elaboración de cada cóctel para finalizar con una cuidada y original presentación:

Una vez finalizada la actividad, llegó el momento de conocer más a fondo el centro de operaciones de esta escuela: la cocina. Allí pudimos empezar a salibar, y de paso comprobar el trabajo en directo que los alumnos estaban realizando en la preparación de los diferentes platos que más tarde nos servirían.

Como en las cocinas más profesionales, en la del Sanxillao se respira agilidad y concentración, una actitud, que junto a los conocimientos adquiridos, resulta fundamental para que estos aprendices hosteleros aprendan a desenvolverse con soltura en el futuro profesional que les espera.

Para esta jornada habían preparado un menú especial que contemplaba diferentes entrantes, primer y segundo platos y postres:

La degustación se realizó en el propio restaurante (sí, una de las clases es un restaurante piloto) en el que los diferentes equipos de trabajo cuidaron hasta el máximo detalle: decoración del local y de cada una de las mesas, música, disposición del servicio, atención en mesa… y por supuesto, lo más importante, el sabor y presentación de cada uno de los platos.

En la jornada también participaron el Conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez; el Delegado Territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro; la Jefa de Educación territorial en Lugo, Carmen Gueimunde González; la Subdirectora de Formación Profesional María Eugenia Pérez Fernández; y por supuesto, la Directora del centro, María Ángela Gómez Doval, con los que también tuvimos la oportunidad de comentar muchos de los aspectos de la formación profesional en Galicia antes de finalizar el acto con la reglamentaria foto de familia.

Conclusión

Un handicap que no solo tiene la enseñanza secundaria sino también la universitaria, es la escasez de prácticas complementarias. En el caso de la FP, la formación práctica no solo existe, sino que forma una parte esencial del proceso educativo. Esto permite que los alumnos que cursan algún ciclo, ya sea básico, medio o superior, encuentren rápidamente el sentido a todo lo que aprenden y estudian en el plano teórico.

Como consecuencia, su motivación e implicación aumentan. De hecho, creedme si os digo que una de las cosas que más me llamó la atención de esta jornada, fue comprobar que los estudiantes se mostraban muy motivados en todo momento, mantenían entre ellos y con los profesores muy buen ambiente y una especial dedicación y responsabilidad con cada una de las tareas que realizaban.

Si además trasladamos esto a un mundo tan operativo como el de la hostelería, la gastronomía y la restauración, resulta esencial que cualquier persona que tenga aspiraciones laborales en este sector, realice su formación en una escuela de hostelería. En el caso de los ocho centros que hay en Galicia, su nivel educativo no solo se avala con el altísimo índice de inserción laboral que tienen los alumnos al finalizar los estudios, sino con el reconocimiento que están obteniendo en los últimos años prestigiosos premios de todo el estado.

Para terminar, me gustaría agradecer especialmente el trabajo de José Manuel García, de Elemental Chefs, un buen profesional y amante de la buena mesa que coordinó de forma excelente toda la jornada.

Relacionado | Crónica de la Jornada en La Voz de Galicia