Hace unos meses que este blog cumplía ni más ni menos que trece años de existencia.

Volver a leer las casi 3.000 entradas o los 15.000 comentarios que forman parte de su archivo es todo un ejercicio de antropología digital y un buen chute de nostalgia para los que hemos vivido este mundillo desde sus inicios.

En este repaso me doy cuenta de que al igual que una persona cambia con el tiempo su aspecto físico y personalidad, también lo puede y debe hacer una bitácora, tanto en apariencia como en contenidos y así lo ha ido haciendo ésta desde entonces.

Precisamente hoy me gustaría hablaros de las últimas novedades que he implementado, entre las que destacan un nuevo diseño, un nuevo dominio y un nuevo hosting:

El diseño

La nueva interfaz está basada en la plantilla para WordPress “Lovecraft“. Se trata de un theme gratuito de dos columnas y con un diseño adaptable (por supuesto), buena tipografía, imagen de cabecera de ancho total, soporte de color destacado personalizado, soporte de logotipo personalizado, soporte de editor de estilo, widgets de entradas y comentarios recientes con imágenes destacadas, y una plantilla de anchura completa.

No siempre los temas de pago son los mejores. En este caso me decanté como veis por uno gratuito, y lo elegí fundamentalmente porque me parece que tiene una estética muy elegante y muy customizable, que se adapta al enfoque más profesional que busco en esta nueva etapa. Sus más de 10.000 instalaciones lo avalan. ¿qué os parece a vosotros? ¿os gusta?

El dominio

Tras el cambio de dominio que realicé en 2007 (de nuncajamas.com a jasp.bitacoras.com), tenía claro que ahora que quiero potenciar aún más mi marca personal, tenía que cambiar también la dirección de este centro neurálgico de operaciones en entornos digitales que siempre ha sido mi blog, y referirla a mi nombre y apellidos: raulordonez.com

Debo confesar que tenía algo de miedo por si el cambio de urls pudiese afectar al posicionamiento en buscadores. Afortunadamente WordPress cuenta con potentes plugins para llevar a cabo el redireccionamiento de forma indolora (algo que también se puede hacer manualmente desde el servidor), a la vez que Google también cuenta con un sistema para que los administradores de una web indiquen este tipo de cambios. De momento, parece que está todo en orden.

El alojamiento

En septiembre de 2015 asistí a la fiesta de presentación de SiteGround en Madrid. Allí pude conocer a su Country Manager, José Ramón Padrón, así como al resto de miembros del equipo internacional. No tardé en comprobar que se trataba de una empresa muy especial, con profesionales muy preparados, que están dispuestos a realizar una gran apuesta y despliegue en el ámbito de los blogs en nuestro país y que además están especializados en hosting para WordPress, el mejor gestor de contenidos que existe en la actualidad, un CMS que utiliza una de cada cuatro webs en el mundo.

Desde entonces mantengo buena relación con ellos y hemos colaborado en diferentes proyectos como los Premios Bitácoras o el Congreso #INLUGO. Por eso, cuando he decidido realizar un cambio de alojamiento para mi blog, la opción estaba clara.

Cuentan con diferentes planes de todos los colores y sabores, así como un ágil soporte técnico que te ayuda en todo el proceso de migración, tanto en la puesta en marcha de la aplicación (WordPress en este caso) como en la copia de archivos desde el anterior servidor al nuevo con la reglamentaria comprobación de que todo queda funcionando como es debido.

Y poco más, respecto a los contenidos, la idea es seguir contando todo lo que acontece en torno a mi vida personal y profesional, con especial atención a algunos temas como el marketing y la cultura digital y a algunas de mis experiencias, viajes y aficiones. ¡Espero que me sigáis acompañando!