JASP

El blog de Raúl Ordóñez

Etiqueta: Apple (Página 1 de 4)

Objeto de deseo

Catarrator, la app que simula que estás resfriado

No es la primera vez que comento en este blog el gran nivel que existe en nuestro país en cuanto a creatividad y publicidad se refiere, y que nos convierte en una referencia a nivel mundial en este ámbito.

Las tradicionales acciones y campañas que hasta hace poco se desarrollaban en prensa, radio o televisión, han encontrado un nuevo campo de cultivo -inmejorable- con la llegada de Internet y los dispositivos móviles.

Hoy me gustaría destacar una de estas iniciativas que harán las delicias de los más bromistas durante estas navidades.

Se trata de “Catarrator“, una app para smartphones (tanto iOS como Android) desarrrollada por la conocida marca Frenadol para “congestionar tu voz, toser, estornudar y carraspear por ti con el objetivo de poder librarte de los compromisos, de las obligaciones y de esos planes que dan tanta pereza”.

Generar branding de un medicamento para el resfriado a través de una app que simula que lo estás, jugando además con la viralidad que ofrece la red ¿No es sencillamente brillante?

Leer más

Probando Siri en español

¿Un teléfono que habla y te hace caso? No puede ser verdad, pensarán algunos.

Pero lo cierto es que tras un primer acercamiento con Siri, el sistema de reconocimiento de voz para dispositivos móviles de Apple, las sensaciones no pueden ser mejores.

Tantas que da algo de miedo pensar que en un futuro podamos manejar todos los cacharros que nos rodean a través de sistemas similares. Además, algo que me ha gustado especialmente tras varias pruebas es que Siri no solo habla español, sino también andaluz. Juzgad vosotros mismos en el vídeo…

5 cosas que me gustaría que tuviese la próxima TV de Apple


Imagen de un posible prototipo/concepto de televisión de Apple

El desaparecido Steve Jobs insistía en que gracias a sus productos el mundo pasaría a ser un lugar mejor. Nadie a día de hoy lo niega.

Gran parte de sus invenciones contribuyeron a cambiar nuestra vida tal y como la conocíamos hasta entonces. Con el Mac revolucionó el mundo de la informática; con el iPod y iTunes, la industria músical; con el iPhone y las apps, la telefonía y las comunicaciones móviles; con el iPad la industria editorial… Es una pena que nos abandonara tan pronto. El cáncer que arrastraba desde hacía años no dio más tregua y se lo llevó el pasado mes de octubre.

Pero el propio Jobs se encargo de que sus ideas y legado no se olvidaran durante mucho tiempo, sobre todo porque en su mente aún tenía previsto “atacar” a otros sectores. Entre ellos, la televisión, de la que Jobs pensaba que había quedado obsoleta y anclada en un modelo totalmente desfasado.

Para este ámbito Jobs también tenía preparada una gran revolución que lleva cocinándose desde hace años en la sede de la empresa en Cuppertino.Todo indica que por fin se materalizará este año 2012 -probablemente en septiembre u octubre- con el lanzamiento de la esperada iTV.

Hasta ahora todo son rumores (como la imagen que ilustra este artículo), pero suficientes como para pensar que, una vez más, estaremos ante un dispositivo revolucionario que cambiará totalmente el modo en el que utilizamos este aparato sagrado en tantos hogares y, por supuesto como ya ha ocurrido con otros dispositivos de la compañía, marcará el camino a seguir a muchos fabricantes.

Puestos a imaginar, tengo algunas ideas sobre cómo me gustaría que fuese la nueva televisión de Apple:

1. En primer lugar, me gustaría que fuese una tele social. Pensad en el uso que el ser humano ha hecho en toda su historia con este aparato: encender un botón y esperar a recibir información y contenidos sin hacer nada a cambio; la tele que hemos tenido hasta ahora es un medio, como la radio o la prensa eminentemente unidireccional, en el que existe poca capacidad de interacción por parte de los usuarios. Sin embargo, en un momento como el actual, de plena efervescencia de las redes sociales, en el que cada programa, partido o película se debate en Twitter o en Facebook y en el que la información fluye de forma directa y multidireccional, no tiene sentido seguir mirando una “caja tonta”. Necesitamos una caja inteligente, con la que podamos interactuar, comentar lo que estamos viendo. ¿Os imagináis lo divertida que sería una jornada electoral integrando en pantalla el hashtag correspondiente?

2. En segundo lugar, y en relación con lo anterior, me gustaría que fuese una tele con capacidad real asíncrona. Es decir, tener la posibilidad ver lo que quieras, cómo quieras y cuándo quieras. En este sentido, cabe destacar que los esfuerzos de muchas cadenas por ofrecer televisión a la carta han sido importantes, pero no ha aparecido hasta ahora un dispositivo capaz de integrar un servicio de reproducción de contenidos a la carta de forma completa y operativa.

3. En tercer lugar me gustaría que la nueva tele de apple, y esto no dudo que será así, estuviera plenamente integrada y conectada con el resto de dispositivos de la compañía, como el iPhone, el iMac, el iPad… Podríamos acceder sin problema a las fotos que tenemos en el ordenador, acceder a unas recetas que tenemos guardadas en el iPad, a nuestra lista de canciones en iTunes. ¿Tendrán que rentabilizar iCloud, no?

4. En cuarto lugar, y de nuevo barriendo para “casa”, estoy seguro de que la nueva tele de Apple permitirá conexión a Internet y descarga de todo tipo de apps aumentando de forma exponencial las posibilidades de ocio, entretenimiento y consumo de contenidos que tenía hasta ahora la “caja tonta”. ¿Para qué comprar una consola cuando podremos disfrutar directamente con alguno de los juegos que nos hemos bajado de la app store?

5. Por último, en quinto lugar, sería maravilloso que la nueva tele de Apple integrara Siri, un sistema de reconocimiento de voz mediante el cual podríamos cambiar canales, preguntar el tiempo que hará mañana, enviar un correo o mensaje de texto, realizar búsquedas en Google… y tantas otras cosas. ¿Habra llegado el momento de jubilar el mando a distancia?

Ya veremos con el tiempo si todos estos “sueños” se hacen realidad. Sin duda la televisión es la pieza del puzzle que le falta a Apple y conseguir un dispositivo de estas características y funcionalidades puede suponer ganarse definitivamente a la gran masa de usuarios y situarse en pleno centro de su ocio doméstico.

Cómo arreglar el cargador de un Macbook

Desastre: tu adaptador de corriente del Macbook ha dejado de funcionar, se ha roto o se le ha pelado el cable… echa chispas. ¿Qué hacer si ya no lo cubre la garantía?

Dicen las malas lenguas que una llamada al servicio técnico de Apple, quejándote por la mala calidad del accesorio, puede dar resultados y que incluso, en el mejor de los casos, te envían un mensajero a casa con uno nuevo y te recogen el viejo. A mi no me funcionó.

Fue entonces cuando decidí buscar en la red algo de información para ver si era posible repararlo manualmente. Como mi destreza en temas de bricolajes brilla por su ausencia, le pedí el favor a mi suegro, que está hecho todo un MacGuiver y ya tengo de nuevo el cacharrito funcionando.¡Gracias!

Para el que se atreva a hacerlo por sí mismo, aquí hay un vídeo explicativo.

Mi corta y desafortunada experiencia con el nuevo Lion de Mac

Es la primera vez en mis cuatro años de maquero que Apple me ha decepcionado.

Como tantos otros nuevos productos y servicios lanzados periódicamente por la compañía, el nuevo Mac OS X Lion era presentado como “el sistema operativo de ordenador más avanzado del mundo” (curiosa descripción que también habían dado en su momento a su antecesor, Snow Leopard).

Inmediatamente, millones de usuarios de todo el mundo salibábamos como el perro de paulov pensando que tendríamos en nuestras manos una poderosa herramienta. Nos equivocábamos. Al menos yo.

Esperé un tiempo prudencial para leer las primeras opiniones, y aunque no eran del todo satisfactorias, me pudo el ansia. Lo reconozco. Es un defecto que tenemos los tecnófilos. Hice una copia de seguridad en Time Machine y descargué el archivo de instalación desde la App Store, previo paso por caja, como nos acostumbra la empresa de la manzanita.

Pero tras un par de días usándolo la experiencia no puede ser más decepcionante. Trataré de resumir mi descontento en una serie de puntos:

  1. Nuevos gestos multitáctiles. Aunque pueda parecer lógico tratar de llevar los gestos y movimientos de iPad o iPhone a nuestros macs, la jugada va contra natura; especialmente la del desplazamiento de scroll y me explico. Apple se justifica diciendo que es el movimiento natural que haríamos para desplazar y leer mejor un papel que hay en una mesa y efectivamente esto es válido y funciona perfectamente en un ipad o en un iPhone. El problema es que en un ordenador la pantalla está orientada siempre verticalmente y llevamos años acostumbrándonos a que, para leer más, hay que hacer el gesto de bajar, y no de subir.
  2. Rendimiento Vs. Estetica. Siempre he dicho que tener un Mac es como tener a la orquesta sinfónica de Viena tocando cada mañana encima de tu mesa. Todo funciona a la perfección y en pura armonía. No hay fallos, no hay problemas. Simplemente disfrutas. En todos estos años no he tenido ni un sólo “pinchazo” y la máquina funciona como el primer día. Con Lion recién instalado (instalación limpia desde cero), me ha pasado algo que no recordaba desde tiempos de Windows y es la aparición de un par de popups con mensajes de error de sistema (uno de ellos de Time Machine que pude solucionar). Pero no sólo eso, el sistema me va un poco más lento que con Snow Leopard, es como si diera saltitos de vez en cuando. El MB consume más batería y Firefox se infla de memoría… argumentos más que suficientes como para plantearme el downgrade.
  3. Launchpad y Vista Previa ¿Para qué? Continuando con el punto anterior, ¿quién quiere launchpad teniendo cmd+space? ¿o quién quiere la vista previa en spotlight cuando pulsando en cualquier archivo con la tecla spacio podemos ver lo que contiene inmediatamente?

En definitiva, tengo la impresión de que Apple no ha querido innovar con Lion sino hacer caja y bien hecha. Las mejoras son fundamentalmente estéticas; no hay mejora de rendimiento, todo lo contrario (al menos en mi caso con un MacBook unibody de aluminio de la primera generación). Importante recalcar que no se trata de un nuevo sistema operativo, sino de una nueva versión, la 10.7. Gracias a Dios, y esto si que es un tanto para Apple, tenía copia en Time Machine y en cuestión de minutos vuelvo a tener el sistema intacto, como antes de aquel arrebato de maquerismo.

Moraleja: Apple no es perfecto y, aunque las comparaciones son odiosas, Lion será a Mac lo que en su día fue Vista a Windows.

Página 1 de 4

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén