Hace unos meses que este blog cumplía ni más ni menos que trece años de existencia.

Volver a leer las casi 3.000 entradas o los 15.000 comentarios que forman parte de su archivo es todo un ejercicio de antropología digital y un buen chute de nostalgia para los que hemos vivido este mundillo desde sus inicios.

En este repaso me doy cuenta de que al igual que una persona cambia con el tiempo su aspecto físico y personalidad, también lo puede y debe hacer una bitácora, tanto en apariencia como en contenidos y así lo ha ido haciendo ésta desde entonces.

Precisamente hoy me gustaría hablaros de las últimas novedades que he implementado, entre las que destacan un nuevo diseño, un nuevo dominio y un nuevo hosting:

Leer más