Estos días anda el gallinero de Twitter medio revolucionado a raíz de un hilo en el que un hostelero de Salamanca se queja, tanto por las formas como por el fondo, de una propuesta que recibió recientemente para que una conocida “influencer” comiese “por la patilla” en su establecimiento, recibiendo además a cambio una remuneración:

Como casi siempre en estos casos, Twitter enciende la mecha y muchos medios tradicionales se encargan de provocar el incendio y generar el “estado de alarma“.

Partiendo de la base de que posiblemente el modus operandi de los protagonistas de esta historia no sea el más adecuado y de que quizá la supuesta youtuber no tenga ni el alcance ni la influencia que dice tener, lo cierto es que conviene arrojar algo de luz sobre este tema y explicar qué (quién) es un ‘influencer’ y por qué sí que debería ser importante para cualquier firma o empresa.

Leer más