Sin Tiempo

Estos días, me es imposible mantener el ritmo de posteo habitual en el blog, principalmente por motivos laborales.

Prometo, en cuanto que pueda contar mil y una historias y por supuesto, presentar definitivamente la nueva imagen de este blog.

Mientras tanto, os dejo esta página, para vuestro disfrute.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *