Una tarde en el zoo

No hay nada más bonito para mi, que pasar una agradable tarde de primavera en el campito junto a Wendy.

La experiencia se hace aún más original y amena si el espacio elegido es un parque zoológico. En concreto, el complejo Marcelle Natureza, una finca que un joven apasionado de los animales compró y habilitó para que cerca de una veintena de especies se sintieran como en casa.

El parque, cuenta además con un original, moderno y exquisito restaurante en el que nos sorprendieron las tallas de madera que lo adornan.

Pero sin duda, la sorpresa de la tarde nos la dió un excepcional ejemplar de lince boreal (según wendy), ibérico (según yo), que majestuoso posó ante nosotros.

lince.jpg
Aquí el mérito es de un servidor que se acercó hasta casi verle las orejas, al lince…en este caso.

En definitiva, una tarde estupenda, que he resumido en este reportaje fotográfico. Espero que os guste.

5 comentarios

  1. Que mejor para despejarse de la rutina laboral, no?. Yo tengo muy buen recuerdo de mi última visita al zoo, fue en Madrid… y recuerdo la ocasión con mucho mucho cariño.
    Un besote wapooo, y vaya la llama si es antipátika eh? xd que altiva parece jjejejeje

  2. Que simpático el compartir con cierto pedacito de naturaleza animal… me alegra que la hayas pasado muy bien. Es increíble la belleza de ese lince. Que tengas un lindo día 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *