Trabajo en Ikea

Últimamente los camareros se equivocan tanto al dar las vueltas, que a los de IKEA no les ha quedado más remedio que exigir un doctorado en álgebra para los puestos vacantes en las cafeterías de sus centros.

Vía Jabalí y a su vez, vía Chavalina

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *