El realizador Joan Planas, que por cierto tiene un blog, lo ha clavado. Un cortometraje grabado en menos de un día, según dice, y todo improvisado. Pero es como la vida misma. De lo mejorcito que he visto últimamente. Merece la pena.

Vía | Al Abordaje