Se acababa de celebrar en Barcelona el Internet Global Congress, donde los expertos han tratado muchos temas sobre la red, muchos de ellos que despiertan aún opiniones contrarias, incluso demasiado ambiguas.

Lo que si que tenían todos claro, es que se espera otro boom de internet basado en el fenómeno 2.0, esa nueva generación de páginas y servicios web que facilitan la participación del usuario y del que ya he hablado por aquí, en otras ocasiones.

En el diario económico Cinco días encuentro un buen resumen de este evento y me quedo con algunos datos:

Uno de los factores que más ha contribuido a la aparición de la nueva generación de páginas ha sido el conjunto de tecnologías conocida como Ajax que agiliza el uso de internet y permite que las herramientas que se necesitan para navegar e interactuar en las páginas estén disponibles en línea a través del navegador y no en el sistema operativo. Jesse James Garrett, considerado el padre de Ajax, explicó durante su intervención en el Internet Global Congress clausurado ayer en Barcelona, que la utilización de Ajax produce webs mucho más amigables y acabará con la sensación de frustración que tienen en la actualidad muchos internautas cuando navegan por una web. (…)

La web 2.0 provocará también una transformación en los medios de comunicación. Esa es la tesis de Michael Zimbalist, vicepresidente de investigación de The New York Times, que destacó en su intervención que los medios tradicionales no podrán seguir teniendo el papel de filtradores de la información que tenían hasta ahora. ‘La web 2.0 permitirá al público general participar en la búsqueda de datos, en la edición de la información y en la presentación de las noticias’, aseguró, lo que obliga a su compañía a replantearse su relación con unos lectores que exigen cada vez más interactividad.