Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Ave, Caesar imperator morituri te salutant

Lugo volvió este año a arder, pero de diversión y sin quemarse.

El tormentazo del viernes por la tarde parecía indicar que la fiesta se aguaría el fin de semana. Pero no fue así ya que el Sábado amaneció lindo y hermoso y eso invitó a miles de lucenses a disfrutar del Arde Lucus 2006. Un evento, que desde mi punto de vista, se puede convertir en un magnífico punto de atracción turística para la ciudad porque no existe nada parecido en Galicia.

circo-romano

Por la tarde Wendy y yo salimos a pasear por la antiqua Lucus Augusti en busca de emociones fuertes. He de decir, que finalmente no nos vestimos, pero prometimos hacerlo en la próxima edición y lo guay sería, con más gente.

De todas formas, eso no impidió que en la muralla una patrulla romana nos pidiera identificación de acceso intra muros.

Una vez dentro, no nos perdimos el desfile ni el espectáculo del circo romano que congregó a miles de personas en el parque Rosalía de Castro. Realmente parecía la peli de Gladiator cuando, desde las gradas, un montón de gente gritábamos y aplaudíamos a esclavos que se dejaban la piel en la arena.

He subido unas cuentas imágenes a mi cuenta en Flickr.

Luego un montón de gente vestida en la calle, cena romana, bodas celtas… otro tiempo, otro mundo. La misma esencia latina. En resumen, Res ipsa locutorum

Anterior

Foto del día: Corea, sabe rentabilizar un partido

Siguiente

Un partido como Dios manda

1 Comentario

  1. Contra toda corriente no he visto demasiado del Arde Lvcvs esta edición, pero seguro que fiesta no ha faltado :). A ver si el año que viene coincide mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén