Pensamientos

Como un niño

El Principito en su planeta

Se supone que un Peter Pan como yo nunca debería crecer. Al menos no por dentro.

Por eso hoy tendría ser un día como otro cualquiera. Pero difícil me lo está poniendo quien más me quiere sorprendiéndome desde el primer minuto de este 22 de Junio.

27 años desde que asomé la cabeza a este mundo. Para llorar, ver, sonreir, comer, hablar, sufrir, tocar, oler, pelear, disfrutar, trabajar, descansar, amar. 27 años para vivir.

Ahora tengo la sensación de que soy plenamente feliz. He encontrado mi rumbo, mi camino y el corazón me dice que se siente muy agustito. Estoy dónde quiero, con quién quiero, cómo quiero y porque quiero y seguiré luchando siempre por hacer realidad mis sueños en un país de nunca jamás, donde muchos niños perdidos necesitan volver a recuperar la ilusión.

Yo siempre digo que la clave está en vivir, pensar y hacer como los niños. Los niños siempre tienen ilusiones. Decía Antoine Exhaupery que todas las personas mayores antes han sido niños. (Pero pocas de ellas lo recuerdan).

Posdata:

Gracias Wendy por esas dos piruletas en el desayuno y por los caramelos para mi cole. = )

Consultor y formador TIC, especializado en marketing y comunicación online, formación y consultoría tecnológica, blogs, redes sociales, gobierno abierto y estrategias digitales en el ámbito empresarial y político. Mantengo esta bitácora desde enero de 2004. Más información.

14 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *