Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Los heroes siguen muriendo

A mí la idea de desarrollar un mercado para que unos anunciantes puedan ofrecerse a sobornar a una serie de gente para que escriba sobre sus productos mientras, al otro lado del mostrador, unos bloggers puedan dedicarse a ponerle precio a su ética es algo que me resulta profundamente repugnante.

Eso quiere decir que la idea que yo tengo de escribir en un blog nunca podría entrar en aceptar algo así, no que vaya a insultar a quienes lo quieran hacer, después de todo soy un liberal convencido (para aquellos que piensen que «repugnante» es un insulto, aclaro que el adjetivo se refiere a la idea, no a su creador, ni a quienes de alguna manera participen en ella).

Pero que alguien se dedique a sobornar a gente para que escriban cosas positivas sobre sus productos, sin exigir en modo alguno un disclosure al respecto, eliminando completamente la distinción entre publicidad y contenido, y con un requisito de aprobación por parte de la empresa es algo que me parece que destruye completamente la idea de lo que me interesa leer en un blog.

Enrique Dans en Opiniones en Venta

Esto me recuerda algo

Actualización 14 de Julio de 2006: Tampoco se pierdan esto. 2 años y medio más tarde, volvemos a lo mismo. Pero en esta ocasión Diego, me da la razón, que en su día me quitó en el comentario de mi post.

Anterior

Ai am Sori, Güi Javent

Siguiente

Blogueando los San Fermines

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén