Alatriste, qué triste!

Perdonen mi osadía, pero no encontraba un título mejor para el “estreno de cine español más esperado del año”.

Y es que ya saben eso, de perro mordedor poco ladrador. Tanto autobombo, no era bueno. Y así fue.

A pesar de que tuvimos que esperar un par de horas más porque las salas de Lugo estaban hasta la bandera (una muestra más del borreguismo de la gente, y me incluyo) Alatriste me decepcionó y mucho.

Una película sosona, sin mucho que contar. Más de cine bélico que de historia, donde ruedan casi tantas cabezas como diálogos hay en el film. La interpretación bastante discreta de Viggo Mortensen y ya no hablo la de Eduardo Noriega…

Si me tengo que quedar con algo bueno, con la fotografía y el tratamiento de la imagen. Por lo demás, mejor olvidar.

Digo yo, que para la película con mayor presupuesto del cine español ya podían haber hecho otra cosa. Para llevar de esta forma un libro al cine, mejor me quedo con El Código da Vinci.

En fin. En esto del cine hay unas veces que se gana y otras que se pierde.