El conejo de la suerte

Que tiempos aquellos de pubertad donde nos moríamos por jugar al conejo de la suerte ¿verdad?

Aunque hay algunos que tienen más suerte que otros:

9 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *