Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Elpais.com más 2.0

Aunque se viene anunciando desde el día de ayer, el cambio se ha hecho hoy efectivo.

La edición digital del país se renueva, se cambia de dominio y se hace más 2.0

Pantallazo_nueva_web_ELPAIS_com

Estrenando dominio

Aunque la dirección elpais.es sigue siendo operativa, el periódico ha decidido que a partir de ahora quiere ser puntocom, no sé si porque suena más comercial, más internacional o simplemente porque se le hace un guiño a los usuarios no españoles.

Estrenando diseño

Al mismo tiempo amplía su resolución óptima a 1024 píxeles de ancho, algo que ya venían haciendo sus homólogos y la tipografía sube de tamaño y mejora en legibilidad, que para los cegatos como yo, se agradece. El clásico menú vertical ahora se hace horizontal. Y las imágenes y videos cobran aún más protagonismo.

Estrenando funcionalidades 2.0

Quizás sea esto, uno de los pasos más importantes que ha dado el diario en toda su historia aunque bien tendría que haberlo dado hace mucho tiempo, antes de que se le adelantaran gratuitos como 20 minutos.

Y eso que ya había aprendido que lo gratis es lo que triunfa en internet. ¿Será que al periodísmo tradicional le da melancolía abandonar sus prácticas habituales?

La cuestión es que ahora el periódico es mucho más social y participativo. Permite las valoraciones de las noticias por parte de los usuarios, así como sus comentarios o el envío de las mismas a sistemas de difusión de información tipo digg. Es la soberanía del lector, como ellos mismos llaman, que le permite:

expresar libremente sus opiniones y reflexiones, así como abrirle una puerta a la publicación de sus propios contenidos

Vamos, periodismo ciudadano en toda regla.

Tampoco se olvidan de la importancia de los blogs y le otorgan el lugar que se merecen aunque. Eso si, se sigue echando en falta que el diario ofrezca a sus propios lectores la posibilidad de que creen y controlen su propia bitácora. Algo, que si que hace por ejemplo su hermano francés.

En definitiva, un cambio de look, que no deja de ser sospechosamente parecido al de 20 minutos, pero con mucho mejor estilo y un prestigio más que sonado. Al César lo que es del césar, un 10 para el país y si ya o era, ahora habrá que tenerlo aún más en cuenta,

Demo del nuevo elpais.com

Anterior

Gafas nuevas

Siguiente

Nuestra verdadera felicidad

1 Comentario

  1. Más grande, más navegable, etc… pero tan parecido al resto…
    Hacia mucho que no pasaba por aquí y el cambio que sí me ha encantado ha sido el de tu blog. Un saludo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén