Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Nana en acción

Este fin de semana ha sido muy especial. Por fin llegó Nana y realmente nos ha hecho pasar unos momentos muy divertidos.

Lo prometido es deuda y aquí tenéis algunas imágenes.


Video: Nana, nuestra perrita Westie

Anterior

La metralleta, Candi y Yosu

Siguiente

Marchando una de enlaces calentitos

  1. Alaaaa, que caña, jaja. Me he podido reír poco con lo del espejo xDDDDD que pasada de perrina, ays!

    Seguro que os lo hará pasar muy bien 🙂

  2. Sí, la colega alucina con el espejo. Se piensa que hay otro perrillo ahí detrás y no veas las fiestas que monta.

  3. Esta Nana se ha hecho un hueco enorme en el corazón de todos…llega arrasando. Es una preciosidad, seguro que os dará muchos ratos de sonrisas y un montón de cariño, pero prepararos tambien para alguna que otra travesurillla, aunque es muy facil perdonarles.

    Besos

  4. TANiA^^*

    Que graciosa es! Se ve q nada mas llegar ya es la reina de la casa! 🙂
    Es una monada y seguro q con ella no os aburriréis en absoluto.
    Un abrazo y un lamenton para la recien llegada. ^.^

  5. Qué cosa más linda!! Qué graciosa la joía, cómo os vais a divertir con ella en casa! Yo quiero uno/a así!! No tendrá hermanos/as cachorritos? Me encanta!

    un saludo!

  6. Pues Anita, cuando la perrilla tenga cachorrillos, ya lo anunciaremos en la web y haremos algo para quién quiera…

  7. roberto

    todavía estoy alucinando con tu perrita. Nosotros hemos comprado un cachorrito westie de dos meses y nos lo dan el viernes, y te preguntaría un montón de cosas sobre como criarlo para que se porte bien. ¿a que edad empezó a hacer sus cosas donde tú le decías? y cómo lo conseguiste? conseguiste que duerma solo en su habitación? la verdad es que estamos un poco perdidos, y agradeceríamos alguna ayuda. gracias por adelantado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén