Un año más llega febrero y el sentimiento carnavalero, y con él mis ganas de bajar al sur para compartir unos días con mi familia y amigos.

No es la primera vez. Y como siempre ya pensando en el disfraz, aunque este año tengo muchos motivos añadidos para considerar este viaje como muy especial.

Así que si mañana tempranito andáis en algún punto perdido entre la A-6, la R-4 o la A-4, pegadme un toque… y echamos un café.

Ahh, y no os perdáis la final del concurso de agrupaciones, esta noche en el Gran Teatro Falla de Cádiz.