¿Os imagináis tener almacenada en un disco duro todas las imágenes, sonidos y experiencias de nuestra vida?, y más aún, ¿Cuánto ocuparía tantísima información?

En realidad, son preguntas que ya se ha hecho el científico Gordon Bell y que incluso ha comenzado a implementar.

Y la respuesta es que sería viable, y que el archivo de nuestra vida podría llegar a ocupar 1,1 TB, o registrando sólo lo superfluo unos 18 gigas. Habría que tener, eso si, algún dispositivo que registrara todo lo que acontece a nuestro alrededor, tipo gafas con cámara y micro incorporadas.

Cámara de grabación de tu vida

La idea que suena con creces a futurista, se presenta al mismo tiempo llena de lagunas y controversias éticas, porque quién sabe si dentro de unos siglos los gobiernos proponen crear un registro vital de todos sus ciudadanos… ¿quién sería capaz de aguantar ver tanto del pasado?, ¿se comportarían los individuos de forma normal sabiendo que están siendo grabados?

Susto me dan todas estas cosas…

Por cierto que llegué a la noticia a través del excelente blog de gadgets de diario El Mundo, de que he hablado en más de una ocasión.

¿Y vosotros, qué opináis?