De verdad, que no tiene desperdicio.