Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Volviendo a casa

Ella

Cuando uno vuelve a casa tras mucho tiempo fuera, parece como si al llegar las paredes se hubieran vuelto más tímidas.

Miras hacia al techo, el suelo y cada uno de los rincones de tu guarida con un receloso y a la vez placentero sentimiento de paz y seguridad.

Pero si el retorno está acompañado de su sonrisa, la casa entera te abraza.

Un abrazo vale más que miles de kilómetros y las llegadas siempre son bonitas y especiales. Mucho más que las despedidas. Nuncajamás sigue aquí.

Anterior

Desde Madrid

Siguiente

¿Os gusta?

  1. Las vueltas así son las mejores ;), cuando al otro lado hay personas que te esperan con un gran abrazo:)
    un besazo, y preciosa esta foto de wen !muaaaaaaaaaaak pa los dos

  2. Tengo que decir que con éste post me emocioné…

    Bienvenido de vuelta! 🙂

  3. Gracias Tharsis y Milton!

    😉 La verdad es que como en casa, en ningún sitio.

  4. Que pasada de imagen, es preciosa…. Aunq con una modelo tan bonita…
    Comprendo tu sensacion. Un post precioso y sensitivo.
    Un abrazo, feliz de verte de vuelta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén