A ver si alguien es capaz de “españolizar”, en el sentido literal y regional de la palabra, esta idea yanki que está genial para calcular el coste de un viaje.

Tan sencillo como seleccionar la ciudad de origen, la de llegada y el vehículo en el que viajaremos. Ya puestos, también estaría bien incluir Europa 🙂