Raúl Ordóñez

Cultura digital, running y reflexiones personales con acento andaluz

Las historias de amor

La vida está llena de historias de amor increibles.

Como la de Clara y Tolda, una pareja en cuyos ojos se aprecia un brillo especial que los une.

Hoy hemos compartido con ellos cena, postres, regalos e historias de amor que demuestran que la vida puede llegar a ser muy bonita y especial.

Clara, Wendy, Tolda y Raúl

El destino llevó a Wendy a conocer a Clara, … y a mi paralelamente a Tolda. Antes también había jugado a los dados con ellos.

No hizo falta mucho más para que pronto se convirtieran en dos grandes amigos con los que esperamos compartir muchas aventuras y risas.

Si Dios quiere, estarán en nuestra boda y ya se sabe… que de una boda, sale otra. 😉

Por cierto que nos han regalado un juego de café de Sargadelos precioso (previo test de conocimiento general de nunca jamás).

Juego de Sargadelos

Anterior

Tortuga bailando la gasolina

Siguiente

Predicción meteorológica para el gran día

3 Comentarios

  1. Que bonito y elegante, a la vez q galego…
    Me gusta muchisimo Sargadelos, un regalo muy especial, de gente especial por supuesto. 🙂
    Un abrazo!

  2. tolda

    Un pracer coñecer a xente tan encantadora como Wendy e Peter.
    O tempo que compartimos xuntos, pasa voando.
    Grazas por esas verbas no teu diario.
    Parabens por ese acontecemento inminente.

  3. Que gusto leerte pora quí Tolda, (e mais en galego)

    Tu también formas parte ya de nunca jamás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén