Otra genialidad más de Mauro Entrialgo:

91